Archivo de la etiqueta: Convenio

28/11 Asamblea de Foetra: Defendamos el convenio. Por la reapertura de la paritaria y un doble aguinaldo.

Asamblea+Foetra28/11 Asamblea de Foetra:

Defendamos el convenio. Por la reapertura de la paritaria y un doble aguinaldo.

El 13/11 se realizó un plenario de delegados por “memoria y balance” donde se presentó lo actuado por la comisión directiva de FOETRA del 01 de Julio de 2012 al 30 de Junio de 2013. El Balance económico informa de una “gestión superavitaria” con mayores ingresos derivados de la “cuota sindical”, la “contribución solidaria” y el “fondo de ayuda mutua”. Por otra parte, la “Memoria”, realiza una reivindicación de toda la política llevada adelante por la comisión directiva.

Convenio a la baja

La “memoria” de la directiva pretende hacer pasar como una “actualización de funciones” lo que es una modificación (inconsulta) del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) firmado en mayo con Telefónica y principios de julio con Telecom. La directiva planteo que esta modificación fue aprobada por el plenario de delegados y la Asamblea cuando jamás se repartieron las actas o se pusieron a consideración en ninguna de las dos instancias. Y mucho menos se bajo la discusión a las oficinas. Al día de la fecha las actas siguen sin ser publicadas en la página de FOETRA y son desconocidas por la mayoría del gremio. 

Tan grave como el método es que esta modificación habilita a las empresas a avanzar con la flexibilización laboral en los sectores y especialidades: comerciales, “servicios especiales”, ingeniería, infraestructura, equipos, trafico, administrativos y técnicos (“post venta”). Donde se incorporan (gratuitamente) a la descripción del convenio decenas de tareas y funciones nuevas que ni siquiera van acompañadas de una recategorización por vuelco automático. El convenio incorpora además conceptos vinculados a la productividad, los “incentivos”, el “desempeño”, los “resultados esperados” (objetivos individuales) y evaluaciones anuales y semestrales que otorgan a las patronales nuevas herramientas para un control de los trabajadores a través del convenio. Las “nuevas categorías” que se crean (5 prima, 6 prima) son escalones intermedios que retrasan una recategorización verdadera, es decir, a la categoría 5, 6 o 7; al crear “entrepisos” (con montos irrisorios) que van acompañados de nuevos filtros y cupos establecidos por las jefaturas. Pero además se incorporan por convenio las categorías especiales: W, X, Y, Z, Z1, hasta Z4!! Que avanzan con la jornada laboral de ¡9 horas! Como parte del “plan de carrera”. En vez de mejorar el convenio con la fuerza y la lucha de los telefónicos, se deja avanzar a las empresas.

Convenio de las celulares y tercerismo

Frente al anuncio de la firma de un convenio para la telefonía móvil la directiva sigue sin informar la cuestión fundamental, de que convenio regirá para los trabajadores de las celulares. Este reconocimiento tan postergado durante años, como telefónicos, debe acompañarse con una mejora real de las condiciones y salario de los trabajadores de Personal, Movistar, Nextel y Claro (que deberá sentarse a discutir). Más aún cuando avanza la fusión de la telefonía fija y móvil no podemos permitir un nuevo convenio a la baja que beneficie a las patronales que se la llevaron “con pala” en la “dékada ganada” sin realizar las inversiones necesarias para mejorar el servicio.

 

Por último, la “memoria” ni siquiera menciona las luchas de los compañeros tercerizados de las contratistas y subcontratistas. Una división impuesta por las patronales con la complicidad del ministerio de trabajo, precisamente cuando aumenta la cantidad de trabajadores tercerizados y precarizados en las contratistas, subcontratistas, agencias, consultoras o directamente “fuera de convenio” en las dos empresas.

 

Por todo esto los compañeros de la Naranja rechazamos en el último plenario de delegados, junto con la mayoría de los compañeros de la Granate Blanca, la memoria y balance presentada. Y llamamos a rechazar la misma también en la Asamblea de Memoria y Balance convocada para el 28 de noviembre en la sede de Foetra (Hipolito Yrigoyen 3155) a las 16Hs. Vamos a la Asamblea a denunciar la modificación inconsulta del convenio y a expresar la necesidad de que se discuta y adelante la paritaria salarial de Foetra prevista para Julio del año que viene. Proponemos que se discuta la necesidad, ya planteada por otros gremios, de un plus salarial de fin de año o doble aguinaldo para enfrentar la inflación que avanza sobre el poder adquisitivo del salario. El 28/11 vamos a la Asamblea de FOETRA.

 Agrupación Clasista Telefónica Naranja.

Asamblea+Foetra+y+movilizacion

El 29/11 todos al ministerio de trabajo:

¡¡Por la reapertura de la paritaria y un doble aguinaldo!!

En un gran plenario obrero y del sindicalismo combativo que se desarrollo el sábado 16 de noviembre de 2013 con más de 300 delegados y dirigentes sindicales de distintos gremios se resolvió por consenso convocar a una movilización para el 29 de noviembre al ministerio de trabajo concentrando en el obelisco a las 16:30Hs. Para reclamar:

Por doble aguinaldo – Reapertura de Paritarias – Ni despidos ni suspensiones – Abolición de impuesto al salario – Fuera topes a las Asignaciones Familiares – Basta de precarización y tercerización laboral – Basta de perseguir a los que luchan – Absolución de Petroleros de las Heras.

Por todos estos reclamos, el 29/11 todos al ministerio de trabajo.  

Agrupación Clasista Telefónica Naranja

 

Share Button

No a la destrucción del Convenio

Destrucción Convenio

Share Button

Convenio de Foetra: la patronal avanza

PO 780 – 14/11/2002

Convenio de Foetra: la patronal avanza

SERGIO SZULMAN

El convenio que acaba de firmar Foetra Bs. As. con Telecom, reproduce casi textualmente el convenio anterior; incorpora alguna que otra mejora –obliga a las contratistas a contratar bajo las condiciones de convenio– y a la vez concede en otros puntos. Tal es el caso de la rebaja de una semana de vacaciones a partir del 15° año de antigüedad para los próximos contratos, la reducción del aporte patronal al sindicato del 2 al 1%, y la eliminación del franco compensatorio el segundo sábado trabajado como “extra” en el mes.

Si bien para el sindicato Bs. As. la firma del convenio consolida la representación de los trabajadores, el conjunto de éstos no va a modificar sus condiciones laborales. Conquistas perdidas de la época de Entel –como jornada de 7 horas para el conjunto del gremio, y de 6 horas más refrigerio para tráfico (por su carácter insalubre)– ni siquiera se han discutido. Menos aún el salario, luego de una caída del 40% desde la devaluación. Tampoco se ha contemplado la situación de gran parte de los trabajadores que son contratados bajo la figura de “pasantes” en condiciones precarias, y que han dado importantísimas luchas en los últimos meses. Además, se ha aceptado el convenio por empresa (Telefónica discute por su lado).

La dirección del gremio, no obstante, ha presentado la firma del convenio como un triunfo (lo compara con los que firma la burocracia sindical tradicional). En forma conciente ha eludido la lucha de conjunto del gremio por el aumento salarial y un convenio único, argumentando que no convenía discutir salario y condiciones laborales a la vez, y menos aun enfrentar a ambas empresas de conjunto. Prefiere una batalla de posiciones con las empresas, basada en maniobras.

Esta política choca con la voracidad de las patronales, que han desarrollado una política de reducción de personal, especialmente sobre los sectores más débiles, como los pasantes y fuera de convenio, y ahora vienen por más “ajuste”. Por otro lado, se aísla del amplio movimiento de lucha que recorre el país desde diciembre pasado. En ese momento, el gremio telefónico fue un factor de esta lucha, con movilizaciones multitudinarias y ocupando edificios contra Telecom.

Share Button

Pactaron la rebaja salarial en vísperas de una devaluacion – Telecom le dobló el brazo a Foetra

PO 737 – 11/1/2002

Pactaron la rebaja salarial en vísperas de una devaluacion
Telecom le dobló el brazo a Foetra

Christian Rath

El viernes 4 de enero una asamblea general con la presencia de 800 compañeros votó a favor del acuerdo firmado una semana antes por la Directiva de Foetra Buenos Aires con Telecom. Este determina una rebaja salarial de un 4% efectivo, entre 25 y 40 pesos, ofreciendo en compensación una rebaja horaria de 45 minutos y el compromiso de reincorporar a los 413 trabajadores despedidos en diciembre pasado. El acuerdo no fija ningún compromiso de estabilidad laboral. Por lo demás, integra a los trabajadores de Call Center a la representación del sindicato bonaerense, sin modificación de su convenio, muy por debajo del de Foetra, y cede a la patronal una suma del orden de los 400.000 pesos del monto total de aporte patronal por “capacitación” y otros conceptos que debía recibir Foetra Buenos Aires, un aporte en litigio hasta ahora con la Federación (Foessitra), en manos de la burocracia oficial de la CGT.

La Comisión Directiva hizo una encendida defensa del acuerdo alegando que permitía en medio de la crisis la reincorporación de los compañeros, una buena parte de los cuales estaba en la asamblea. Pero no dijo que había cedido en medio del clima favorable de una rebelión popular y cuando todos los privatizadores se encuentran en retroceso. Se comparó el acuerdo con el firmado por Foessitra, que establecía, ante un conflicto similar, una rebaja salarial mucho más profunda. La Directiva tomó la iniciativa de criticar la “metodología” empleada por ella misma, concretamente no haber sometido el acuerdo a la aprobación previa de la asamblea, sin recordar en lo más mínimo que tenía prohibido actuar de esta manera, porque una Asamblea General del gremio, realizada días antes, ya le había dado mandato, no para firmar rebajas salariales, sino para ocupar los edificios contra cualquier despido que se fundara en un rechazo a la rebaja salarial. La lucha por la reincorporación de los compañeros había sido fortalecida, además, por la victoria de los pasantes de Telefónica, que luego de 100 horas de ocupación de edificios, habían arrancado la prórroga por un año de las pasantías de 116 compañeros y la incorporación como efectivos de los despedidos y todos los “antiguos”, una victoria en toda la línea.

Cerca de 700 trabajadores votaron a favor del acuerdo de rebaja salarial, una minoría se opuso y cerca de un centenar se refugió en la abstención o el no voto.

Crisis

La dirección de Foetra Buenos Aires, en este conflicto de l os pasantes, había mostrado que su política no era dar la pelea en defensa de los despedidos. No respaldó la ocupación de edificios (que fue defendida y votada, en minoría, por los integrantes del Polo Obrero) y sólo se hizo presente a la hora de firmar el acuerdo de victoria. Fue un antecedente de la aceptación de la rebaja salarial.

Sin embargo, la política justa para enfrentar la ofensiva patronal es la que fijaron los pasantes, no la dirección de Foetra. El argumento de parar los despidos negociando la baja de salarios es aceptar el chantaje patronal que busca, justamente, apoyarse en la quiebra industrial y la recesión para producir una caída histórica de los salarios a cambio de nada. Por algo Telecom no quiso firmar compromiso alguno en cuanto a no despedir y habilitó, con acuerdo de Foetra, una nueva lista de retiros voluntarios.

La burocracia en cualquiera de sus vertientes (UOM, Smata, CTA, gremios de la CGT disidente) ha tenido como política la firma de acuerdos de esta índole en nombre de “preservar la ocupación”. El fracaso está a la vista, si se aprecian los datos sobre desocupación en la industria y en las propias plantas afectadas por los acuerdos.

La mayoría de la dirección de Foetra Buenos Aires que está compartida entre el MTA y la CTA, no asumió el mandato de asamblea de responder a los despidos con la huelga con ocupación de edificios. La dirección de Foetra no quiso emplear una disposición de lucha que, en las dos batallas en las que se empeñó a fondo, arrancó victorias: hablamos de la huelga “en seco” ante los despidos en Telefónica a mediados del año pasado y, luego, de la ocupación llevada adelante por los pasantes aun sin el apoyo de la Directiva.

El pacto de Foetra Buenos Aires con Telecom se integra en la línea política de la CTA y la CGT disidente, que apoyaron la tregua primero con Rodríguez Saá, y ahora apoyan a Duhalde.

La batalla está planteada igual

El acuerdo divide al gremio en dos convenios, establece un mal precedente para los trabajadores de Telefónica y se firmó en plena devaluación monetaria, cuando está planteado el aumento de salarios para cubrir los aumentos de precios y nunca una rebaja.

Por estas razones las consignas de un básico mínimo equivalente a 600 dólares, junto a la escala móvil de salarios y la prohibición de despidos, tienen absoluta vigencia y deben llevar a reclamar la denuncia de los convenios vigentes y la exigencia de un convenio único, que abarque incluso a los compañeros de empresas tercerizadas. Esto no se logra si no se prepara al gremio para la huelga general.

Las telefónicas están en una operación de chantaje, exigiendo una compensación por la desdolarización de las tarifas, una expresión mayúscula de saqueo luego del saqueo. En una década las empresas telefónicas se han desprendido de más de 10.000 trabajadores, los niveles de productividad han crecido en más de un 500%, superando a los de países imperialistas. La relación entre beneficios obtenidos y patrimonio neto llegó al 20% en gran parte de la década, un “exceso” para cualquier grupo capitalista, y esto según los informes (truchos) de las propias empresas. La lucha de los telefónicos supone un combate político contra los grandes saqueadores de la nación, de los que Telecom y Telefónica son emblema.

El Polo Obrero fue la única corriente que se opuso al acuerdo e hizo conocer su posición a todo el gremio. IU (MST) llamó a apoyarlo considerándolo una “victoria”.

Share Button

“Que se respete el convenio de Foetra”

PO 673 – 13/7/2000

“Que se respete el convenio de Foetra”

Mientras más de 2.000 compañeros del gremio se concentraban frente al edificio del Congreso, luego de una movilización callejera, que arrancó desde el propio edificio del sindicato, le hicimos un breve reportaje al compañero Sergio Sosto, Secretario de Prensa de Foetra Buenos Aires.

Sergio, en ‘caliente’, ¿qué opinás de esta movilización?

Bueno, por empezar es la movilización más importante desde la privatización, tanto en concurrencia como en la participación de sectores que las empresas creían ganados y que hicieron abandono de tareas para denunciar la situación de los trabajadores telefónicos en el marco de la desregulación.

Es que seguramente van a tratar de usar a los trabajadores como variable de ajuste, en el enfrentamiento entre los grandes grupos económicos, por el control de un negocio multimillonario.

Para llegar a esta movilización, ¿hubo un proceso de asambleas, pronunciamientos…?

Se desarrollaron asambleas en prácticamente la totalidad de los edificios. Se hizo por primera vez frente a las oficinas de RR.HH. de la empresa una asamblea masiva, donde incluso se acercó personal intermedio que ve peligrar su puesto de trabajo por esta desregulación. Aquí la propuesta de movilización fue aclamada con una ovación.

Este es un hecho histórico, porque la última asamblea general en este edificio fue en 1989, en ese edificio de Talleres Ciudadela.

¿Y qué planteaban las asambleas?

Las asambleas planteaban que quieren que los trabajadores que ingresen a las nuevas empresas, lo hagan con nuestro convenio, y planteaban con total claridad que no aceptarán un solo despido como consecuencia de esta desregulación.

¿Y cómo sigue esto?

En este momento nos vamos a reunir, pero es obvio que si no se contempla la incorporación a nuestro Convenio Colectivo de los que ingresan en las empresas nuevas y se trata de tocar a un solo trabajador, las medidas de fuerza van a estar al orden del día. Esta es nuestra posición y lo que reclamamos; si no hay respuestas, hay que convocar al plan de lucha, que tiene que arrancar con paros y movilizaciones.

Reportaje realizado por Mario Diamante

Share Button

Recule de Telecom…

PO 599 – 3/9/98

Recule de Telecom…
hasta nuevo aviso

La patronal de Telecom hace tiempo que quiere ‘tercerizar’, o sea, pasar trabajadores de planta permanente a empresas subsidiarias, con menor salario y nuevos convenios flexibilizados. Para eso llamó a los trabajadores, en los edificios Conesa y Coghlan, para ofrecerles el retiro ‘voluntario’ o, en su defecto… el retiro forzoso. La respuesta fue un masivo paro, tras lo cual vino la represalia de 250 telegramas de despido a todos los trabajadores de esos edificios.

El Plenario de Delegados de Foetra reunido el mismo día, resolvió realizar una olla popular y un ‘escrache’ frente al domicilio del presidente de Telecom y un paro general, en Telecom, el lunes 31.

Desde primera hora se formaron piquetes en los edificios con la presencia de miembros de la Comisión Directiva y del cuerpo de delegados. A las 10 de la mañana, el paro ya era masivo y se transformó en activo. Luego de marchar al edificio del sindicato, se recorrió durante horas el microcentro porteño.

A última hora del día llegó la noticia de que la patronal reincorporaba en forma incondicional a todos los despedidos.

Ahora se inicia el Congreso Nacional de los telefónicos. Los congresales de Buenos Aires concurren con el mandato de defender el convenio colectivo 201, o sea, que las empresas ‘tercerizadas’ deben revistar con el mismo convenio.

Share Button

La reforma del convenio firmada por FOETRA es una estafa

PO 527 – 30/1/97

La reforma del convenio firmada por FOETRA es una estafa

La modificación del Convenio firmada por la burocracia de Rodríguez y las empresas en diciembre, con el apoyo de Guillán, impone la flexibilidad laboral, la jornada cortada, la ‘tercerización’ y el egreso compulsivo. Es, ni más ni menos, la aplicación del pre-acuerdo que el gremio rechazó masivamente hace un par de meses.

“Condiciones especiales de egreso”

Presentado como la verdadera “conquista” de las actas firmadas, se le llama también “jubilación anticipada”, porque permitiría que compañeros que están a 10 años de jubilarse puedan hacerlo ya. Nada más falso.

El acta fija que se pagará al que se retire en estas condiciones, una “gratificación de pago diferido” mensual, del 40% del sueldo más la antigüedad, hasta cumplir la edad jubilatoria, más los aportes de obra social, la cuota sindical y los aportes jubilatorios. Es decir que reemplaza una indemnización completa en mano, por una promesa de cuotas que pueden interrumpirse por una cantidad de circunstancias (fallecimiento, trabajo incompatible, discapacidad etc.). La única ventaja es para las patronales, que “licúan” las indemnizaciones.

Incertidumbre

Los haberes permanecerán congelados mientras no se modifique la Ley de Convertibilidad (23.928). El punto 1.4.4. dice que, mientras tanto, no se otorgarán los aumentos que puedan recibir los que están dentro de convenio. Si aumentan los sueldos, o hay un crecimiento de la economía, sin que se modifique la Ley de Convertibilidad, la ‘gratificación’ se depreciará en relación a los precios y al resto de los salarios.

Interrupción del pago

El convenio se anula en caso de que se entre a trabajar en otra empresa de telefonía o multimedia, aun dentro del mismo gremio. En caso de discapacidad, el trabajador pasa a la jubilación y pierde la gratificación. Habrá perdido la indemnización correspondiente como compañero activo. Si fallece, se suspende el pago a los herederos a los 4 meses. Pero si es un “derecho adquirido”, los herederos deberían cobrar hasta cumplirse el pago del compromiso. ¿Y si las empresas cesan en su actividad, o cambian de razón social, o se van o se funden?, pague Dios. Para algunas especialidades, la edad de jubilación se reduce por trabajo insalubre; se suspendería entonces el pago del egreso especial.

Negocio para las empresas que “licúan” el valor de las indemnizaciones y especulan con la interrupción de una cantidad de pagos.

¿Jubilación?

¿Quién asegura que el compañero se pueda jubilar?

El ANSeS no ha reconocido el sistema. Dicen que los aportes serán depositados, mientras tanto, en una cuenta a nombre de las empresas, no a nombre del trabajador. Si el ANSeS no autorizara, los aportes no podrían ser depositados individualmente. El compañero puede quedar “colgado del pincel”.

Tampoco es cierto que el sistema paga hasta la jubilación efectiva. El punto 1.4.1. dice que los aportes se abonarán hasta reunir el “requisito de edad para acceder a la jubilación”, no hasta cumplir todos los requisitos. Si el compañero tiene la edad pero no los años de servicio suficientes, se suspenden los pagos sin que se pueda jubilar.

Obra Social y cuota sindical

Si el trabajador consigue otro trabajo y elige otra obra social, se suspenderá el pago del aporte respectivo, otra quita al monto total del compromiso inicial (la cuota social es una parte indirecta del salario). Nuevo ahorro para la empresa, y pérdida para el trabajador.

En cuanto al pago de la cuota sindical de trabajadores desvinculados de la empresa es soborno puro para FOETRA, garante y gestora de la “reforma” negrera del convenio.

La conclusión es que el sistema especial de egreso, lejos de ser una conquista para los trabajadores, significa la pérdida de la indemnización, la incertidumbre sobre el cobro futuro y sobre la posibilidad de jubilarse. La patronal se sacaría de encima unos miles de trabajadores licuando las indemnizaciones y los pagos. FOETRA embolsa un suculento ingreso.


La Mesa de Enlace no rechaza la reforma negrera

La posición de la Mesa de Enlace telefónica (hegemonía CTA-MTA), ante las actas de modificación del convenio firmadas por la burocracia, es una adaptación al guillanismo y a la burocracia de Foetra. En una “Carta abierta a los compañeros”, que titula “Ni pesimistas, ni agoreros… responsables”, plantea que la reforma del convenio 201/92 tiene “puntos oscuros”, que “es necesaria la modificación sustancial de los acuerdos FOETRA-EMPRESA, los cuales no benefician al conjunto de los telefónicos…”. Y como orientación, que “La Mesa de Enlace intentará, por todos los medios, modificar y bloquear los puntos perniciosos de este acuerdo”.

Entonces, la Mesa de Enlace caracteriza que una parte de los telefónicos sí se beneficia con los acuerdos, ¿cuál es? La Mesa de Enlace no rechaza la reforma del convenio, sino modificar algunos puntos. Declara que no luchará, sino que “intentará bloquear por todos los medios”.

Con el antecedente de haber concedido al guillanismo la frustración de dos asambleas generales sin lucha, la reforma reaccionaria del estatuto del gremio y la venta de la sede sindical, esta postura ante la entrega del Convenio es el remate de una política de conciliación con la burocracia.

Share Button

FOETRA: La burocracia se entrega a los pulpos

PO 526 – 16/1/97

FOETRA:
La burocracia se entrega a los pulpos

El 24 de diciembre, la conducción nacional ultramenemista de la FOETRA firmó, arteramente, la reforma’ del convenio exigida por Telefónica y Telecom, que la gran mayoría de las bases del gremio había repudiado.

Queda establecida, en consecuencia, la modificación de la jornada de trabajo, la polifunción (los trabajadores que reparan líneas, además tendrán que cobrarlas, ocuparse también de ventas de líneas y servicios) y la “tercerización”, esto es, la posibilidad de transferir personal a empresas ‘controladas’ por Telefónica y Telecom.

Un ejemplo de la perfidia con que ha sido redactado el texto es que plantea que los trabajadores transferidos conservarán todas las condiciones del convenio telefónico vigente, para agregar, enseguida, que esta condición regirá hasta “la entrada en vigencia de un nuevo acuerdo colectivo firmado entre FOETRA y las contratistas”, oportunidad en que deberán aceptar las condiciones de ingresante o “solicitar la indemnización legal correspondiente”.

Semejante trastada fue presentada por la burocracia como un “logro”, por la jubilación anticipada. Que consiste en que los que estén a 10 años de la jubilación pueden retirarse, cobrando mensualmente, por ese período, el 40% del sueldo más la antigüedad y conservando la obra social de telefónicos. Lo que no es más, según los cálculos de los compañeros, que el monto de las indemnizaciones que viene pagando la patronal por retiros “voluntarios”, pero repartido en cuotas. Con el consabido soborno a la burocracia, porque hay que deducir la cuota para la obra social que ella controla y para el fondo compensador.

La traición es completa, porque varias seccionales del país, entre ellas la más grande, Buenos Aires, venían de rechazar estas reformas, en plenarios de delegados y asambleas. En el caso de Salta, la resistencia costó 27 despidos y una salvaje represión policial a los telefónicos.

El guillanismo, sin embargo, hizo ‘avalar’ la ‘reforma’ en Buenos Aires, donde ya había sido rechazada. Para ello reunió el 30/12, de sopetón, también en medio de las fiestas, un plenario de delegados ‘trucho’, con decenas de delegados no avisados, donde la ‘oposición’ antiguillanista, que normalmente es mayoría, quedaba en desventaja. Allí repartió las 20 páginas de las actas de ‘reforma’ y las hizo votar sin que los delegados pudieran siquiera leerlas.

La Mesa de Enlace, que dirige a la oposición, convalidó la política de la burocracia, al legitimar con su presencia el plenario a todas luces fraudulento. Debieron retirarse. En segundo lugar, por no producir, a partir de allí, ninguna acción, ni en los edificios ni de conjunto, tendiente a desconocer el plenario, impugnarlo, rechazar la reforma e impulsar la derogación de lo firmado. Las perspectivas de la Mesa de Enlace se han agotado. Se ha demostrado incapaz de liderar al combativo activismo y a las bases telefónicas, a la lucha contra el avasallamiento histórico de conquistas que han montado las patronales y la burocracia.

Recientemente (ver PO anterior), los obreros telefónicos de siete edificios de Flores y Floresta pararon, hasta lograr el traslado de un odiado jefe negrero que perseguía a los compañeros, lo que demuestra que el gremio sólo necesita una orientación y una dirección de lucha.

Impugnar el plenario, desconocer la reforma burocrática, organizar la lucha por su derogación, coordinar a todas las seccionales del país que la rechazaron y elegir una dirección provisoria que organice la ruptura con la Federación. Esa es la tarea.

P.M.


La Lista Naranja llama a rechazar el acuerdo

Pasados 10 días del plenario de delegados que ‘convalidó’ la reforma negrera del convenio (ver nota), la oposición telefónica, organizada por la Mesa de Enlace, no había sacado una posición pública contra la traición de Rodríguez-Guillán.

Las concesiones de este sector a la burocracia han sido decisivas para posibilitar el atropello de Rodríguez y Guillán. Después de haber dejado pasar, sin lucha, el levantamiento de dos asambleas generales que iban a rechazar la reforma del convenio, la Mesa de Enlace aceptó que Guillán, con sólo 8 votos a favor, pudiera vender la sede del sindicato para saldar una quiebra que es responsabilidad de la conducción (la oposición se abstuvo). Y votó luego, con la burocracia, con excepción de la Lista Naranja, una reforma del Estatuto del gremio, que prolonga el mandato para la directiva de 2 a 4 años.

El sector pro-CTA, que hegemoniza la oposición, disfraza su política capituladora con el argumento de que va a ganar las elecciones por la dirección del sindicato Buenos Aires este año, por lo cual no hay que ‘hacer olas’ (no luchar).

La Lista Naranja lanzó una gran agitación en el gremio Por la derogación del acuerdo antiobrero de Rodríguez y Guillán”. Allí se denuncia la ‘jubilación anticipada’ como un retiro voluntario en cuotas; la ‘tercerización’ a las contratistas como una política de reducción de salarios y conquistas, y la polivalencia como la creación del trabajador ‘orquesta’. Concluye llamando a realizar asambleas por edificio para pronunciarse por la derogación del “acuerdo antiobrero”, y a trabajar por una asamblea general, que rechace y lance un plan de acción contra los despidos, por la jornada de 7 horas de trabajo y el básico de 1.000 pesos para el cuadro inicial. Allí se convoca a todos los telefónicos del país a impulsar esa lucha y romper con la burocracia rodriguista.

Share Button