Oficinas comerciales de Personal: un paso más en la reforma laboral

Escribe Guido Fuentes- Delegado de oficina Caballito

28/10/2022

Un ataque a la salud

Desde mediados de año la patronal de Personal está en una escalada inusitada en su persecución hacia las y los trabajadores. El ataque proviene del departamento de medicina laboral y consiste en el rechazo de los certificados médicos seguido de recortes salariales por los ausentes, supuestamente, injustificados. Dado que los certificados son legales y cumplen con toda la normativa, la acción de la patronal significa una violación a la ley de contrato de trabajo y al convenio. La empresa adoptó este método, que ya utilizaba en las empresas del Grupo Clarín, monopolio dueño de Cablevisión -Telecom que tiene como marca de telefonía móvil a Personal.

En Personal y en Telecom convirtieron a medicina laboral en la punta de lanza para injustificar días, además desde esa área se obliga, bajo amenazas de apercibimientos, descuentos o suspensiones, a que las compañeras y compañeros asistan al consultorio médico a riesgo de contagiar a otros trabajadores. Mientras con la pandemia todos aprendimos lo importante de no contagiar, las patronales lo utilizan para flexibilizar los derechos consagrados.

¿Qué hace Foetra Buenos Aires?

Hace meses llevamos la denuncia del ataque de las comerciales al sindicato; Foetra Buenos Aires solo se limitó a enviar notas al Ministerio de Trabajo, lo mismo que nada ya que permite que los descuentos y las amenazas avancen. Estamos a fin de octubre y nada cambió; cada vez son más los compañeros y compañeras que asisten enfermos a trabajar para no someterse a los maltratos y cuestionamientos de un servicio médico violento. Foetra Bs. As. le escapa a las medidas gremiales convalidando el atropello y habilitando el disciplinamiento que prepara nuevos golpes contra el salario y en favor de la precarización laboral.

La conducción Azul y Blanca responde con estrategias de estudio jurídico y se convierte en cómplice de la patronal permitiendo el avance contra la organización gremial. Usan el sindicato para garantizar un frente de unidad para la paz social con los explotadores y entregan derechos del convenio. Todos sabemos que los ataques no se terminan con cartas documento, pero esa es la única política para Claudio Marín. Es la política de aguas calmas para mantener a flote al gobierno ajustador al tiempo que da exenciones impositivas y ventajas cambiarias a los capitalistas de todo pelaje. Marín sabe que esto trae como consecuencia el derrumbe total de los salarios y afianza la bravuconería patronal y la tendencia al fraude laboral.

Avanzan con la reforma laboral

El presupuesto votado en el Congreso da vía libre para la Reforma Laboral. En Personal ya empezaron eliminando trabajadores bajo convenio por la figura de los fuera de convenio. El abordaje patronal contra el ausentismo que desenvolvió el gobierno Macri se ha visto reforzado bajo los nacionales y populares. Ante el silencio de la Azul y Blanca debemos organizar una campaña pública que combine las presentaciones legales con asambleas por edificio y un plan de lucha de paros hasta recuperar los descuentos de cada compañera y compañero. Defendamos nuestra construcción gremial, no permitamos que avancen como lo hicieron en Clarín. Vamos a organizarnos para quebrar a los ajustadores, a lograr un departamento médico que bregue por la salud de las y los trabajadores y no por los beneficios patronales ¡Vamos por terminar con las persecuciones!

Publicado en: https://politicaobrera.com/8198-oficinas-comerciales-de-personal-un-paso-mas-en-la-reforma-laboral

AGRUPACIÓN CLASISTA
NARANJA TELECOMUNICACIONES
MAYORÍA

www.actnaranja.com.ar
Seguinos en Twitter : @actnaranja
Facebook: https://www.facebook.com/actnaranja
Instagram: https://www.instagram.com/naranja_telecomunicaciones/
whatsapp: +5491131815537 ó +5491125956748

Share Button

Impactos: 8

Otra paritaria a la baja en el gremio telefónico

Escribe Flavio Pereyra

El costo de la política pro-gobierno de la directiva de Foetra.

La Mesa de Unidad Sindical de las telecomunicaciones (MUS), encabezada por Foetra, cerró con las patronales -Telecom, Telefónica y Claro- la paritaria para el segundo trimestre, de octubre a diciembre, del acuerdo anual que comienza en julio. Por varias razones, representa otro golpe al bolsillo.

Contra una inflación del 100 % anual, el 46 % que ah firmado se alcanzará recién para enero, séptimo mes de la paritaria. De conjunto, la línea de flotación de las escalas de Foetra es la canasta de pobreza que alcanzó los $120.000.

Lo que firmaron son tres pagos por única vez -octubre (13 %), noviembre (13 %) y diciembre (25 %)-, que permite a las patronales evadir sus aportes a la seguridad social, hoy quebrada, afectando, por ejemplo, la atención médica a hijos de trabajadores con discapacidad. Como no se actualiza el conformado, se congelan los adicionales (antigüedad, turnos diagramados y guardias). Recién en enero se incorpora a las escalas un 28 %, pero sólo la mitad se incorpora al básico, desvalorizando el premio y los turnos diagramados.

La política de la conducción es subordinar la paritaria telefónica a las directrices del Gobierno, y no a las decisiones de la asamblea de trabajadores. La consecuencia son las minicuotas que van detrás de la inflación; la Ministra de Trabajo, Kelly Olmos, dijo que para que los salarios compensen la inflación, primero hay que bajar esta última. Iadarola y Marín transformaron nuestro gremio en un apéndice de la política estatal y de los gobiernos capitalistas. Por eso, tampoco libraron ninguna lucha durante el macrismo, a pesar de que el salario real de los telefónicos cayó un 25 %.

La Azul y Blanca pasó de promover en sus orígenes el paro por tiempo indeterminado, la toma de edificios y piquetes, que se votaban en asambleas y plenarios con mandato -donde con esos métodos obtuvimos los mejores salarios del movimiento obrero-, a 15 años de parálisis y desorganización -donde las patronales avanzaron en el control y regimentación de los lugares de trabajo, y el salario está por el suelo-.

Pero no se debe a que nuestro gremio no tenga fuerza o esté diezmado como dice la directiva. Es todo lo contrario: hoy todo el país depende de las telecomunicaciones. El poder de fuego de una huelga telefónica se ha incrementado mil veces respecto de la huelga de 2006. De nuestro trabajo depende el móvil y la banda ancha de toda la población, que se ha transformado en una necesidad básica. Pero fundamentalmente afecta la totalidad de las redes sobre la que funcionan la banca, los sistemas de pago, las redes internas de las grandes empresas e incluso la gestión pública. El problema no es la fuerza del gremio, sino las ataduras de la Comisión Directiva con el Gobierno.

El cierre de la paritaria deja sin respuestas una cantidad de reclamos: categorías, incrementos de ritmos de trabajo, las diferencias convencionales, salariales y especialmente de jornadas producidos por los 4 escalafones distintos, con más de 30 categorías vigentes, que la Azul y Blanca firmó a medida de las patronales.

Para defender un salario mínimo igual a la Canasta Familiar hay que empezar por rechazar el acuerdo a la baja que promueve la directiva. Asambleas en todos los edificios. Llamamos a rechazar el acuerdo y a que los trabajadores tomen en sus manos, edificio por edificio, sus propios reclamos.

Publicado en: https://politicaobrera.com/8099-otra-paritaria-a-la-baja-en-el-gremio-telefonico

AGRUPACIÓN CLASISTA
NARANJA TELECOMUNICACIONES
MAYORÍA

www.actnaranja.com.ar
Seguinos en Twitter : @actnaranja
Facebook: https://www.facebook.com/actnaranja
Instagram: https://www.instagram.com/naranja_telecomunicaciones/
whatsapp: +5491131815537 ó +5491125956748

Share Button

Impactos: 5