Una gran batalla en puerta

foetra lista granate blanca eleccionesSe ha presentado la lista Granate-Blanca, que disputará la conducción de Foetra a la actual dirección kirchnerista el próximo 4 de julio. Se trata de un frente integrado por diez agrupaciones. Encabeza el frente un ala de la CTA Micheli, seguida en el orden de la lista por la Violeta (PTS) y la Naranja (PO). Nuestra ubicación testimonia el crecimiento de la Naranja en los últimos cuatro años.
La lista continúa con otras agrupaciones que integra la CTA (como el PCR, el MST, “Unidad Popular” de Víctor De Gennaro y una agrupación llamada El Juglar). Por el lado de la izquierda, además de la Naranja y la Violeta, está la lista Roja de Izquierda Socialista. Por último, la Verde y Negra de Sergio Sosto, que rompió con la directiva de Foetra un año después de las últimas elecciones de Foetra, en 2010.
El frente reunió más de 200 candidatos, en su mayoría delegados y activistas de casi 60 edificios de Telefónica y Telecom de Capital y Gran Buenos Aires, todos los cuales formaron una coordinadora que viene actuando con una estrategia de lucha común.
Disputamos contra una dirección sindical que es socia de Tomada, está alineada en un cien por ciento con un gobierno que tiene a las compañías telefónicas como aliadas estratégicas. Vamos a pelear por el voto de una base telefónica con una historia de lucha contra la privatización, contra la burocracia menemista que la avaló y que ha enfrentado en numerosas oportunidades a las empresas. Pero también disputamos a una nueva camada de trabajadores, sin experiencia sindical previa, que votará por primera vez, tanto en Telefónica y en Telecom como entre los trabajadores de Telecom Personal (celulares). Allí, explicaremos qué conquistas fundamentales, como las siete horas de trabajo, fueron conseguidas cuando Foetra luchaba en forma independiente del gobierno y las patronales.
En la actualidad, se vienen imponiendo poco a poco las “categorías especiales” que habilitan la violación de esa jornada, hasta llegar a las nueve horas en varios sectores. Una reciente gran lucha de tercerizados volvió a encontrar a Foetra ausente; el abandono de los tercerizados y el levantamiento de la gran huelga de efectivos y tercerizados de 2006 por el pase a planta fue la señal inequívoca del pase de la directiva de la Azul y Blanca al campo del gobierno y las empresas.
Las elecciones, que se realizarán en un mes y medio, deberán pasar por la prueba de las paritarias, donde la Azul y Blanca plantea un aumento del 30% en dos cuotas y un “plan de carreras” para extender las actuales categorías con techos congelados hace muchos años, a pesar de los avances tecnológicos y la incorporación de nuevas tareas.
De cara a las elecciones, el sindicato espera conseguir algunas “migajas” para no perderlas. Pero hace tiempo que Foetra dejó de tener un papel dinámico en el gremio y en el movimiento obrero, a pesar de ser un sector con una gran expansión de la actividad. Hoy reinan las tercerizaciones de miles de trabajadores, y las empresas telefónicas tienen las espaldas cubiertas sin que el sindicato denuncie su responsabilidad en el saqueo económico del país.
El alineamiento con el gobierno K ha borrado a Foetra de toda lucha contra el impuesto al salario (que afecta a la mayoría del gremio), lo mismo que la eliminación de las asignaciones familiares y el 82% móvil para los jubilados. Estas reivindicaciones propuestas al frente Granate-Blanca por la Naranja, han sido tomadas como ejes comunes de la campaña que vamos a desarrollar.
El Frente Granate-Blanca es la única lista de oposición. Otras agrupaciones, incluso de la CTA Micheli como la 18 de Marzo, han optado por el abstencionismo. La Lista Gris de Mario López, morenista ex oficialista, decidió volver a la Azul y Blanca, donde le han ofrecido un cargo en la comisión directiva. Los candidatos de nuestra lista integran todas las especialidades. La lista de oposición también presenta candidatos en Telecom Personal, que aún se encuentran encuadrados en el Sindicato de Comercio, pero que votarán por primera vez. Proponemos el pase al convenio telefónico contra la pretensión de firmar un convenio devaluado y por la organización de los trabajadores de las empresas de celulares, marginados del gremio durante años.
El eje de la campaña de la Naranja en la Granate-Blanca será la independencia política del sindicato respecto del gobierno, aliado de las telefónicas. Por el fin del tercerismo y la precarización laboral. Por el salario y la defensa y mejora del convenio. La democracia sindical, por la que venimos luchando en común, será el instrumento de una política de clase.

Pablo Eibuszyc
Candidato a secretario administrativo por la Lista “Granate-Blanca”

– See more at: http://prensa.po.org.ar/blog/2013/05/23/una-gran-batalla-en-puerta/#sthash.7hHeWV7B.dpuf

Share Button

Impactos: 368

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *