UNA NUEVA OLA DE LUCHAS

Los trabajadores de la alimentación han iniciado paros reclamando un 40% de aumento. Los telefónicos, los petroleros y los siderúrgicos se movilizan también por el salario. Los obreros del Ingenio San Isidro, en Salta, llevan 40 días de huelga y convocan a un congreso regional de ingenios para generalizar la lucha. Los trabajadores del ferrocarril Sarmiento han salido a la lucha reclamando también por el 40%.El cierre de la mayor parte de las paritarias está lejos de haber clausurado la lucha popular contra la confiscación de salarios y jubilaciones. La tentativa de adaptar las convenciones colectivas a un Rodrigazo ha sufrido un enorme revés. Los aumentos logrados en las paritarias, por encima de los techos oficiales, han vuelto a hacer florecer los reclamos contra el impuesto al salario. Las contradicciones del ajustazo, que recién ha arrancado, afloran cada vez más. Se vienen nuevas devaluaciones del peso y mayores tarifazos. Y más  despidos y suspensiones.Pretenden imponer un ajuste en regla valiéndose de una política de recesión económica. Pero esto ha abierto otro frente de lucha. Crece la resistencia de los trabajadores para hacer frente a la crisis industrial. Es una necesidad de vida o muerte derrotar el Rodrigazo K-K en marcha. La lucha planteada es inseparable de la batalla por una nueva dirección obrera.

El acto en Plaza de Mayo de Moyano y Barrionuevo ha sido la cortina de humo para disimular la inacción de la burocracia, luego del imponente paro del 10 de abril. Las burocracias sindicales de todo pelaje, junto con los partidos patronales, están embarcadas en maniobras para bloquear la acción directa de los trabajadores que luchan por el salario y contra el ajuste. Llamamos a impulsar la lucha por un nuevo paro de 36 horas, una huelga general y un congreso de bases del movimiento obrero. Para defender el salario, la jubilación, los puestos de trabajo y derrotar  el ajuste.

Reforcemos la unidad de la izquierda y el movimiento obrero.

Share Button

Impactos: 350

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *