Telefónica contra la asamblea, los delegados y la organización sindical

Agrupación Clasista Telefónica Naranja repudia la política de Telefónica de pedidos de informe y sanción a los delegados del edificio Libertad 41, Jonathan Marín y Pablo Eibuszyc, por realizar asamblea en el edificio para sacar mandato al Plenario de Delegados del 09/05.

La empresa pretende acallar y limitar cualquier deliberación de los trabajadores, en momentos en que se discute la paritaria salarial. Esta política antisindical se da allí donde los delegados y compañeros vienen denunciando, el vaciamiento y las pésimas condiciones de trabajo. No solo a la empresa sino dando curso a la organización sindical. La jefatura aplica el método y la política del “gerente” (jefe) del 112 La Plata, donde impera un verdadero modelo de flexibilización laboral y persecución contra los trabajadores.

Alertamos del intento de avanzar sobre el derecho de organización de los trabajadores del Ed. Libertad, en pos de imponer un régimen contra los operadores/as. En el cual, se realizan pedidos de informes (incluso a compañeras embarazadas), intentos de modificar unilateralmente las condiciones de trabajo, de limitar la participación sindical, envío de compañeros a “medicina laboral” mientras se ofrecen “retiros voluntarios”, traslados, etc., etc. Todos hechos, denunciados al sindicato y tendientes al vaciamiento y la tercerización del sector.

Pero estas políticas no son exclusivas de un sector. Hace un par de semanas se pretendió sancionar con 5 días de suspensión, a Luis Farías revisador del Edificio Culpina, como parte de un apriete más general a los compañeros de la zona oeste capital. El objetivo de esa sanción “ejemplificadora” (sin ninguna falta del compañero) era que aumente la productividad de los revisadores y la mesa de prueba, dada la gran cantidad de averías acumuladas luego del temporal. La respuesta de los compañeros fue rechazar la sanción. Frente a la amenaza de un conflicto, donde estaban dispuestos a sumarse compañeros de otras oficinas, la empresa bajo la suspensión a un “apercibimiento” para tratar de asentar algún “antecedente” al compañero. Situación que se ha repetido en otros edificios, pero no siempre trasciende porque eso forma parte del “apriete”.

Repudiamos cualquier pedido de informe o sanción a delegados, compañeros o activistas que desarrollan o participan de la actividad sindical. Es claro, que Telefónica (y Telecom) buscan “poner en caja” a los telefónicos, no solo de cara a las paritarias actuales, sino incluso a posteriori de las mismas, donde es probable que se planteen problemas con las recategorizaciones (planes de carrera), el impuesto al salario, el vaciamiento de sectores, la defensa del convenio, contra el tercerismo y por otras reivindicaciones. Hagamos de la lucha contra las sanciones y persecución sindical una bandera de todo el gremio telefónico.

Agrupación Clasista Telefónica.

 La Naranja

www.actnaranja.com.ar

Share Button

Impactos: 290

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *