Archivo de la etiqueta: Foetra

El papel de Foetra

Prensa Obrera Nº 793 (20 de marzo 2003) :

Polémica
El papel de Foetra

El método con que fue publicada la nota sobre Telecom en PO N° 792, y su contenido, no sirven para un progreso político del PO en el frente e introducen elementos de confusión política.

En primer lugar, se soslaya que la ocupación de edificios fue resuelta y llevada adelante por Foetra Sindicato Buenos Aires. En lugar de esto, se habla de “delegados y activistas”, falsificando el hecho de que esta vez Foetra no sólo se había puesto al frente de la medida sino que la había resuelto, lo cual implica un enorme progreso tomando en cuenta que 15 meses antes el sindicato había dejado inicialmente a su suerte a los pasantes de Telefónica que ocuparon edificios contra las cesantías. Esto presenta al Partido como faccional y antisindical.

Ya en una Prensa Obrera anterior el compañero había firmado una nota con el mismo problema, que deliberadamente eludía mencionar a la dirección del gremio en la toma del edificio inteligente de Telecom durante el mes de enero. Esto fue criticado en el círculo, por lo que la insistencia consciente en este método no es una conducta partidaria aceptable.

En segundo lugar, la nota desarrolla el “autobombo”, que en general no sirve para el progreso político. Así, por ejemplo, se señala que “Néstor Pitrola participó en dos oportunidades de la toma del edificio de Costanera”. Esto, además de ser confuso (más que participar de la toma, concurrió a manifestar su solidaridad), presenta a la toma como producto de una acción de activistas, pasantes y el Polo Obrero, en vez de una lucha del sindicato que contó con una importante adhesión, especialmente del Polo Obrero.

El PO se ha delimitado en el último período de la política de la dirección del gremio telefónico, cuando su dirección dio pasos en contra del interés de los trabajadores, buscando una clarificación política. Este método es opuesto a la falsificación que el compañero repite en esta nota. Dejo constancia de que el envío de la nota a la redacción de Prensa Obrera fue realizada deliberadamente de manera inconsulta con otros compañeros de la dirección y el frente, e incluso desechando la nota que el compañero recibió para ser discutida en conjunto. La nota fue enviada a la Prensa casi clandestinamente, sin siquiera facilitar una copia de la misma para su crítica o corrección, y sin firma. Este método, además de no permitir un desarrollo camaraderil de la militancia, se revela como un escollo para superar los problemas políticos que se plantean en nuestra intervención en el frente. La dirección de San Telmo ha resuelto no avalar el envío de notas al periódico en este frente en particular, que no se sometan a una discusión, o al menos un chequeo colectivo.

A continuación, adjunto copia de la nota redactada anteriormente por mí, que había enviado al compañero para su corrección y discusión en común.

Sergio Szulman


Share Button

Polémica El papel de Foetra

PO 793 – 20/03/2003

Polémica
El papel de Foetra

El método con que fue publicada la nota sobre Telecom en PO N° 792, y su contenido, no sirven para un progreso político del PO en el frente e introducen elementos de confusión política.

En primer lugar, se soslaya que la ocupación de edificios fue resuelta y llevada adelante por Foetra Sindicato Buenos Aires. En lugar de esto, se habla de “delegados y activistas”, falsificando el hecho de que esta vez Foetra no sólo se había puesto al frente de la medida sino que la había resuelto, lo cual implica un enorme progreso tomando en cuenta que 15 meses antes el sindicato había dejado inicialmente a su suerte a los pasantes de Telefónica que ocuparon edificios contra las cesantías. Esto presenta al Partido como faccional y antisindical.

Ya en una Prensa Obrera anterior el compañero había firmado una nota con el mismo problema, que deliberadamente eludía mencionar a la dirección del gremio en la toma del edificio inteligente de Telecom durante el mes de enero. Esto fue criticado en el círculo, por lo que la insistencia consciente en este método no es una conducta partidaria aceptable.

En segundo lugar, la nota desarrolla el “autobombo”, que en general no sirve para el progreso político. Así, por ejemplo, se señala que “Néstor Pitrola participó en dos oportunidades de la toma del edificio de Costanera”. Esto, además de ser confuso (más que participar de la toma, concurrió a manifestar su solidaridad), presenta a la toma como producto de una acción de activistas, pasantes y el Polo Obrero, en vez de una lucha del sindicato que contó con una importante adhesión, especialmente del Polo Obrero.

El PO se ha delimitado en el último período de la política de la dirección del gremio telefónico, cuando su dirección dio pasos en contra del interés de los trabajadores, buscando una clarificación política. Este método es opuesto a la falsificación que el compañero repite en esta nota. Dejo constancia de que el envío de la nota a la redacción de Prensa Obrera fue realizada deliberadamente de manera inconsulta con otros compañeros de la dirección y el frente, e incluso desechando la nota que el compañero recibió para ser discutida en conjunto. La nota fue enviada a la Prensa casi clandestinamente, sin siquiera facilitar una copia de la misma para su crítica o corrección, y sin firma. Este método, además de no permitir un desarrollo camaraderil de la militancia, se revela como un escollo para superar los problemas políticos que se plantean en nuestra intervención en el frente. La dirección de San Telmo ha resuelto no avalar el envío de notas al periódico en este frente en particular, que no se sometan a una discusión, o al menos un chequeo colectivo.

A continuación, adjunto copia de la nota redactada anteriormente por mí, que había enviado al compañero para su corrección y discusión en común.

Sergio Szulman


Gran triunfo de los telefonicos
Los pasantes cesanteados fueron reincorporados

Luego de 5 días de ocupación de 5 edificios de Telecom llevada adelante por Foetra Sindicato Buenos Aires, y desbaratando cada una de las provocaciones que intentó la empresa (incluso el desalojo por la fuerza de edificios), los telefónicos han obtenido un triunfo que abre una nueva perspectiva para todo el gremio.

Todos los pasantes – los despedidos en esta semana y los que venían resistiendo como cesantes desde hace más de 2 meses – fueron reincorporados en sus lugares de trabajo, con todos los días pagos desde que la empresa había dejado a los compañeros en la calle. Además, Telecom firmó un acta desistiendo de cualquier acción penal contra directivos y delegados del sindicato.

La ocupación de los edificios venía logrando una creciente adhesión de todo el gremio y de diversos sectores en lucha que se habían solidarizado, delegados de otros gremios, el movimiento estudiantil, asambleas populares y delegaciones piqueteras. Las movilizaciones del activismo, los delegados y la directiva del sindicato iban en ascenso y se estaba preparando una multitudinaria movilización del gremio y todos los sectores solidarios contra la empresa. Esta lucha amenazaba con convertirse en una gran lucha nacional contra un pulpo que, luego de llevarse millonarias ganancias desde la privatización, ahora viene por el alza de tarifas y la rebaja salarial y los despidos para mantener sus ganancias. Por todo esto, Telecom y el gobierno recularon.

Ahora se ha formado una comisión integrada por el sindicato, la empresa y los ministerios de Trabajo y Educación, que en 30 días debe realizar una propuesta común sobre el futuro de unos 180 pasantes. O sea: tres contra uno. No cabe ninguna duda de que el Ministerio de Trabajo comparte la línea de Telecom, ya que impulsa el negreo y la rebaja salarial generalizada con el reemplazo de trabajadores efectivos por planes Trabajar de 150 pesos. Menos dudas puede dejar el Ministerio de Educación, que impulsa la superexplotación de los estudiantes firmando con las empresas convenios de trabajo en negro (pasantías), avalando el fraude laboral y además obteniendo un beneficio económico con el mismo. Desde esa comisión, entonces, la empresa y el Estado intentarán resolver a su manera este conflicto, para volver a la carga con sus objetivos centrales: salvar los negociados de las empresas privatizadas a costa de los usuarios y trabajadores, aumentando las tarifas y reduciendo sueldos y puestos laborales.

El gremio y los pasantes han quebrado con esta lucha, en forma definitiva, la división que la patronal aprovechó durante años entre efectivos y pasantes. Se trata ahora de rematar esta victoria con la efectivización de todos los pasantes. Con este triunfo, los trabajadores han retomado la iniciativa; es momento entonces de avanzar por el conjunto de reivindicaciones postergadas. Por la defensa de todos los puestos de trabajo, sean efectivos, contratados, pasantes o trabajadores fuera de convenio. Por la indexación de los salarios al valor previo a la devaluación. Por la reducción horaria sin reducción laboral en los sectores de trabajo insalubre, como tráfico. Y por la defensa de un servicio para la población que las empresas están dejando caer: ningún tarifazo, que se abran los libros, control obrero de las empresas telefónicas.

Sergio Szulman

Share Button

Convenio de Foetra: la patronal avanza

PO 780 – 14/11/2002

Convenio de Foetra: la patronal avanza

SERGIO SZULMAN

El convenio que acaba de firmar Foetra Bs. As. con Telecom, reproduce casi textualmente el convenio anterior; incorpora alguna que otra mejora –obliga a las contratistas a contratar bajo las condiciones de convenio– y a la vez concede en otros puntos. Tal es el caso de la rebaja de una semana de vacaciones a partir del 15° año de antigüedad para los próximos contratos, la reducción del aporte patronal al sindicato del 2 al 1%, y la eliminación del franco compensatorio el segundo sábado trabajado como “extra” en el mes.

Si bien para el sindicato Bs. As. la firma del convenio consolida la representación de los trabajadores, el conjunto de éstos no va a modificar sus condiciones laborales. Conquistas perdidas de la época de Entel –como jornada de 7 horas para el conjunto del gremio, y de 6 horas más refrigerio para tráfico (por su carácter insalubre)– ni siquiera se han discutido. Menos aún el salario, luego de una caída del 40% desde la devaluación. Tampoco se ha contemplado la situación de gran parte de los trabajadores que son contratados bajo la figura de “pasantes” en condiciones precarias, y que han dado importantísimas luchas en los últimos meses. Además, se ha aceptado el convenio por empresa (Telefónica discute por su lado).

La dirección del gremio, no obstante, ha presentado la firma del convenio como un triunfo (lo compara con los que firma la burocracia sindical tradicional). En forma conciente ha eludido la lucha de conjunto del gremio por el aumento salarial y un convenio único, argumentando que no convenía discutir salario y condiciones laborales a la vez, y menos aun enfrentar a ambas empresas de conjunto. Prefiere una batalla de posiciones con las empresas, basada en maniobras.

Esta política choca con la voracidad de las patronales, que han desarrollado una política de reducción de personal, especialmente sobre los sectores más débiles, como los pasantes y fuera de convenio, y ahora vienen por más “ajuste”. Por otro lado, se aísla del amplio movimiento de lucha que recorre el país desde diciembre pasado. En ese momento, el gremio telefónico fue un factor de esta lucha, con movilizaciones multitudinarias y ocupando edificios contra Telecom.

Share Button

Pactaron la rebaja salarial en vísperas de una devaluacion – Telecom le dobló el brazo a Foetra

PO 737 – 11/1/2002

Pactaron la rebaja salarial en vísperas de una devaluacion
Telecom le dobló el brazo a Foetra

Christian Rath

El viernes 4 de enero una asamblea general con la presencia de 800 compañeros votó a favor del acuerdo firmado una semana antes por la Directiva de Foetra Buenos Aires con Telecom. Este determina una rebaja salarial de un 4% efectivo, entre 25 y 40 pesos, ofreciendo en compensación una rebaja horaria de 45 minutos y el compromiso de reincorporar a los 413 trabajadores despedidos en diciembre pasado. El acuerdo no fija ningún compromiso de estabilidad laboral. Por lo demás, integra a los trabajadores de Call Center a la representación del sindicato bonaerense, sin modificación de su convenio, muy por debajo del de Foetra, y cede a la patronal una suma del orden de los 400.000 pesos del monto total de aporte patronal por “capacitación” y otros conceptos que debía recibir Foetra Buenos Aires, un aporte en litigio hasta ahora con la Federación (Foessitra), en manos de la burocracia oficial de la CGT.

La Comisión Directiva hizo una encendida defensa del acuerdo alegando que permitía en medio de la crisis la reincorporación de los compañeros, una buena parte de los cuales estaba en la asamblea. Pero no dijo que había cedido en medio del clima favorable de una rebelión popular y cuando todos los privatizadores se encuentran en retroceso. Se comparó el acuerdo con el firmado por Foessitra, que establecía, ante un conflicto similar, una rebaja salarial mucho más profunda. La Directiva tomó la iniciativa de criticar la “metodología” empleada por ella misma, concretamente no haber sometido el acuerdo a la aprobación previa de la asamblea, sin recordar en lo más mínimo que tenía prohibido actuar de esta manera, porque una Asamblea General del gremio, realizada días antes, ya le había dado mandato, no para firmar rebajas salariales, sino para ocupar los edificios contra cualquier despido que se fundara en un rechazo a la rebaja salarial. La lucha por la reincorporación de los compañeros había sido fortalecida, además, por la victoria de los pasantes de Telefónica, que luego de 100 horas de ocupación de edificios, habían arrancado la prórroga por un año de las pasantías de 116 compañeros y la incorporación como efectivos de los despedidos y todos los “antiguos”, una victoria en toda la línea.

Cerca de 700 trabajadores votaron a favor del acuerdo de rebaja salarial, una minoría se opuso y cerca de un centenar se refugió en la abstención o el no voto.

Crisis

La dirección de Foetra Buenos Aires, en este conflicto de l os pasantes, había mostrado que su política no era dar la pelea en defensa de los despedidos. No respaldó la ocupación de edificios (que fue defendida y votada, en minoría, por los integrantes del Polo Obrero) y sólo se hizo presente a la hora de firmar el acuerdo de victoria. Fue un antecedente de la aceptación de la rebaja salarial.

Sin embargo, la política justa para enfrentar la ofensiva patronal es la que fijaron los pasantes, no la dirección de Foetra. El argumento de parar los despidos negociando la baja de salarios es aceptar el chantaje patronal que busca, justamente, apoyarse en la quiebra industrial y la recesión para producir una caída histórica de los salarios a cambio de nada. Por algo Telecom no quiso firmar compromiso alguno en cuanto a no despedir y habilitó, con acuerdo de Foetra, una nueva lista de retiros voluntarios.

La burocracia en cualquiera de sus vertientes (UOM, Smata, CTA, gremios de la CGT disidente) ha tenido como política la firma de acuerdos de esta índole en nombre de “preservar la ocupación”. El fracaso está a la vista, si se aprecian los datos sobre desocupación en la industria y en las propias plantas afectadas por los acuerdos.

La mayoría de la dirección de Foetra Buenos Aires que está compartida entre el MTA y la CTA, no asumió el mandato de asamblea de responder a los despidos con la huelga con ocupación de edificios. La dirección de Foetra no quiso emplear una disposición de lucha que, en las dos batallas en las que se empeñó a fondo, arrancó victorias: hablamos de la huelga “en seco” ante los despidos en Telefónica a mediados del año pasado y, luego, de la ocupación llevada adelante por los pasantes aun sin el apoyo de la Directiva.

El pacto de Foetra Buenos Aires con Telecom se integra en la línea política de la CTA y la CGT disidente, que apoyaron la tregua primero con Rodríguez Saá, y ahora apoyan a Duhalde.

La batalla está planteada igual

El acuerdo divide al gremio en dos convenios, establece un mal precedente para los trabajadores de Telefónica y se firmó en plena devaluación monetaria, cuando está planteado el aumento de salarios para cubrir los aumentos de precios y nunca una rebaja.

Por estas razones las consignas de un básico mínimo equivalente a 600 dólares, junto a la escala móvil de salarios y la prohibición de despidos, tienen absoluta vigencia y deben llevar a reclamar la denuncia de los convenios vigentes y la exigencia de un convenio único, que abarque incluso a los compañeros de empresas tercerizadas. Esto no se logra si no se prepara al gremio para la huelga general.

Las telefónicas están en una operación de chantaje, exigiendo una compensación por la desdolarización de las tarifas, una expresión mayúscula de saqueo luego del saqueo. En una década las empresas telefónicas se han desprendido de más de 10.000 trabajadores, los niveles de productividad han crecido en más de un 500%, superando a los de países imperialistas. La relación entre beneficios obtenidos y patrimonio neto llegó al 20% en gran parte de la década, un “exceso” para cualquier grupo capitalista, y esto según los informes (truchos) de las propias empresas. La lucha de los telefónicos supone un combate político contra los grandes saqueadores de la nación, de los que Telecom y Telefónica son emblema.

El Polo Obrero fue la única corriente que se opuso al acuerdo e hizo conocer su posición a todo el gremio. IU (MST) llamó a apoyarlo considerándolo una “victoria”.

Share Button

Foetra lucha y triunfa

PO 732 – 6/12/2001

por una navidad sin cesantes ni rebajas salariales
Foetra lucha y triunfa

Sergio Szulman

La conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo por 15 días, a partir del lunes 3 de diciembre, selló un nuevo triunfo para los telefónicos de Foetra Buenos Aires al obligado a Telecom a dar marcha atrás con los 413 despidos, incluyendo los de algunos delegados. Aunque la empresa quiso alterar este desenlace, dando licencia e impidiendo el acceso de 40 trabajadores, la acción del sindicato impuso el reingreso a las tareas de 38 de ellos.

A la llegada del primer telegrama de despido, los trabajadores habían ocupado el Edificio Costanera de Telecom. Un día antes habían obtenido el pronunciamiento de la Legislatura de Buenos Aires contra los despidos y la rebaja salarial.

Ahora es Telefónica la que amenaza con el despido de pasantes con más de 4 años de antigüedad *que son en realidad trabajadores en negro* en el sector de teleoperadores. La lucha no ha concluido.

Esta lucha repercutirá sobre todo el movimiento obrero. Foetra está dando un ejemplo frente al chantaje de “o bajamos los sueldos o los echamos”.

Share Button

Lo que se juega en Telecom

PO 730 – 22/11/2001

Se relanzo el plan de lucha de Foetra Buenos Aires
Lo que se juega en Telecom

Sergio Szulman

Tal como lo señaláramos en el número anterior de Prensa Obrera, Telecom no ha retrocedido en su ofensiva contra los trabajadores y sigue chantajeando al gremio con que si no acepta la rebaja salarial, empezarán los despidos. Mientras la Federación Nacional dirigida por la burocracia cegetista (Foeesitra) y los gremios que agrupan al personal jerárquico han acordado con la empresa negociar la propuesta de reducción salarial “a cambio” de la promesa de no realizar despidos durante un año, Foetra Buenos Aires ha relanzado el plan de lucha con una movilización de todo el gremio al edificio central de Telecom, el jueves 22, en rechazo al planteo patronal.

La empresa argumenta que “enfrentan la competencia de nuevos operadores que arrancaron con convenios más flexibles… sumado a la caída del mercado de las comunicaciones” (Clarín, 18/11). Este argumento para pretender bajar los salarios es destrozado por el hecho de que Telecom es una de las primeras empresas del país que obtiene millonarias superganancias y a costa de los trabajadores. Como denuncia Foetra, en el ejercicio 2000 Telecom redujo su masa salarial en un 7,65%, y entre 1991 y 2000 redujo el costo salarial del 37% al 20%. Además, durante el año 2000 la empresa obtuvo una ganancia real de más de 42.000 pesos por cada trabajador y en los primeros años de 2001 ganó 64.000.000 de pesos pese a la recesión.

Como bien lo dice Foetra Buenos Aires, “si la tercer empresa del país pretende bajar los salarios, ¿qué le queda a una Pyme o a una industria que da pérdidas?”, para concluir: “que ajusten de sus ganancias… no del salario de los que menos ganamos”. Por otro lado, cuando la patronal señala que la competencia ha flexibilizado las condiciones laborales, soslaya que esto ha ocurrido con su complicidad y la de la burocracia cegetista (Uocra, Comercio y la propia Foessitra), ya que estas empresas han contratado trabajadores bajo convenios inferiores. Se trata para Telecom de un objetivo estratégico; barrer con el convenio actual telefónico (el 201).

La pulseada de los trabajadores de Telecom y la patronal excede los límites de un conflicto en una empresa. Se trata de una lucha entre uno de los principales pulpos capitalistas, el gobierno, el régimen político, y la burocracia sindical por un lado; y los trabajadores telefónicos y el conjunto de los explotados y oprimidos por el otro. Porque el desenlace de este conflicto tendrá huellas para el conjunto del movimiento obrero.

¡Apoyemos con todo a los trabajadores telefónicos en su lucha en defensa del salario y el convenio!

Share Button

Telefónicos de Buenos Aires ¡No a la rebaja salarial!

PO 727 – 1/11/2001

Telefónicos de Buenos Aires
¡No a la rebaja salarial!

El jueves 25 se realizó la Asamblea General de Foetra Sindicato Buenos Aires, con más de 1.700 compañeros, para discutir la propuesta de Telecom de rebaja salarial del 10% de los sueldos y de suspensión de 4 días por mes (con descuento de los mismos) y una compensación no remunerativa igual al 30% del valor de la deducción efectuada.

Esta propuesta incluye, también, una severa reducción de turnos diagramados, horas extras, etc., lo que aumenta la disminución de los ingresos de los trabajadores.

Los argumentos que dio la empresa

La propuesta de Telecom tiene básicamente dos argumentos. El primero es el de la asimetría de costos y flexibilidades laborales con las empresas telefónicas entrantes, encuadradas en el convenio de comercio. El segundo es la “intransigencia” del Sindicato Buenos Aires de no aceptar un convenio que reduzca los derechos de los telefónicos.

El primer argumento es tramposo. Nueve años de monopolio anulan cualquier “asimetría” de las empresas “entrantes”. Más aún, la propia Telecom puso en el convenio de comercio a su empresa celular (Personal) y a la de edición de guías (Publicom), por lo que la asimetría sólo sería relativa, y más aún si se piensa en la ventaja de 9 años de monopolio.

El segundo argumento descubre su intención real. A la empresa le resulta inaceptable que mientras se han firmado más de 100 convenios a la baja, no se haya llegado con Foetra Sindicato Buenos Aires a acuerdo alguno de esas características luego de más de 10 meses de discusión. De ello surge que hayan tomado la decisión de infligir primero una derrota política al gremio.

Las resoluciones de la Asamblea

El rechazo a la proposición de Telecom, que ya había sido efectuada en el Ministerio de Trabajo por la Comisión Administrativa del sindicato, fue ratificado por la Asamblea. Esta aprobó, por unanimidad, la moción de la Comisión de un plan de lucha consistente en: movilización a Telecom, difusión pública (agitación callejera, a los medios políticos y legislativos, etc.), convocatoria al Plenario de Delegados para el 8 de noviembre para evaluar la situación, y la decisión de toma de edificios si se produjeran despidos como respuesta a este rechazo.

En estos últimos 4 años de dirección de la Azul y Blanca al frente del sindicato se han abortado ya tres intentos de Telecom de quebrar al gremio.

La masividad de la movilización planteada para el jueves 1 de noviembre a las 17 horas desde Viamonte y Carlos Pellegrini, que va a ser agitada en asambleas en todos los lugares de trabajo, es el desafío inmediato

Telecom quiere bajar los salarios
Foetra se moviliza con todo

“Los telefónicos paralizaron la Bolsa de Comercio”, informaban los noticieros el jueves 22. Con una irrupción sorpresiva y desafiando la represión policial, la Bolsa fue ocupada y paralizada durante dos horas; al día siguiente tuvo lugar una enérgica marcha de más de 2.500 trabajadores hasta el edificio central de Telecom en Puerto Madero.

Esta lucha obedece a que Telecom exige una “reestructuración productiva” para rebajar los salarios el 10% o imponer cesantías masivas.

Telecom realiza una fuga permanente de capitales, y tiene altísimos “gastos en gerenciamiento” y cuentas “reservadas” que ocultan sus extraordinarias ganancias.

En los días previos a la movilización, Telecom envió cartas personales intimando a los trabajadores a firmar la rebaja salarial. La maniobra ilegal fue respondida con miles de cartas documento firmadas por el sindicato y con las movilizaciones del jueves y el viernes.

La movilización por la ciudad culminó con un gran acto en la puerta de Telecom en el que hablaron los máximos dirigentes del gremio y también Moyano (MTA) y Basteiro (CTA, diputado del ARI). También se manifestaron las adhesiones del Partido Obrero y de otros partidos de izquierda.

Fue muy aplaudida la adhesión del gremio telefónico de Mendoza, que se suma así al de Rosario. La Foessitra (la Federación burocrática nacional) fue denunciada porque está dispuesta a firmar la rebaja de salarios.

También hubo adhesiones internacionales: los telefónicos de Uruguay denunciaron que Telecom se instaló en su país con todo su personal fuera de convenio; también, sindicatos telefónicos de Europa comprometieron su adhesión activa a la lucha y, si es necesario, a boicotear a nivel internacional a Telecom.

El Polo Obrero viene interviniendo con gran protagonismo en este conflicto en cada asamblea y movilización y desde la propia dirección del gremio.

Sergio y Pablo

Share Button

“Que se respete el convenio de Foetra”

PO 673 – 13/7/2000

“Que se respete el convenio de Foetra”

Mientras más de 2.000 compañeros del gremio se concentraban frente al edificio del Congreso, luego de una movilización callejera, que arrancó desde el propio edificio del sindicato, le hicimos un breve reportaje al compañero Sergio Sosto, Secretario de Prensa de Foetra Buenos Aires.

Sergio, en ‘caliente’, ¿qué opinás de esta movilización?

Bueno, por empezar es la movilización más importante desde la privatización, tanto en concurrencia como en la participación de sectores que las empresas creían ganados y que hicieron abandono de tareas para denunciar la situación de los trabajadores telefónicos en el marco de la desregulación.

Es que seguramente van a tratar de usar a los trabajadores como variable de ajuste, en el enfrentamiento entre los grandes grupos económicos, por el control de un negocio multimillonario.

Para llegar a esta movilización, ¿hubo un proceso de asambleas, pronunciamientos…?

Se desarrollaron asambleas en prácticamente la totalidad de los edificios. Se hizo por primera vez frente a las oficinas de RR.HH. de la empresa una asamblea masiva, donde incluso se acercó personal intermedio que ve peligrar su puesto de trabajo por esta desregulación. Aquí la propuesta de movilización fue aclamada con una ovación.

Este es un hecho histórico, porque la última asamblea general en este edificio fue en 1989, en ese edificio de Talleres Ciudadela.

¿Y qué planteaban las asambleas?

Las asambleas planteaban que quieren que los trabajadores que ingresen a las nuevas empresas, lo hagan con nuestro convenio, y planteaban con total claridad que no aceptarán un solo despido como consecuencia de esta desregulación.

¿Y cómo sigue esto?

En este momento nos vamos a reunir, pero es obvio que si no se contempla la incorporación a nuestro Convenio Colectivo de los que ingresan en las empresas nuevas y se trata de tocar a un solo trabajador, las medidas de fuerza van a estar al orden del día. Esta es nuestra posición y lo que reclamamos; si no hay respuestas, hay que convocar al plan de lucha, que tiene que arrancar con paros y movilizaciones.

Reportaje realizado por Mario Diamante

Share Button

Plan de lucha de Foetra Buenos Aires

PO 672 – 6/7/2000

Plan de lucha de Foetra Buenos Aires

Ni el monopolio actual ni la desregulación que se proyecta van a bajar las tarifas de los usuarios residenciales. Tampoco beneficiarán a los trabajadores telefónicos. La desregulación pautada no obliga a encuadrar sindicalmente a los nuevos trabajadores en el convenio 201/92 de Foetra. Esto planteará una tendencia a la baja para los actuales trabajadores de Telefónica y Telecom.

Foetra Buenos Aires, que ha venido luchando contra el trabajo en negro (blanqueo de pasantes, etc.) y contra las ‘tercerizaciones’ –que aplican convenios y salarios menores (Uocra, Comercio)–, ahora deberá enfrentar esta nueva amenaza.

El Plenario de Delegados –que ya se movilizó el jueves 6 ocupando los Tribunales– ha votado realizar el jueves 13 una movilización en horario de trabajo, con abandono de tareas a partir de las 14 horas, desde la puerta de nuestro sindicato, Perón 1435. Este es sólo el primer paso de un plan de lucha que debe preparar la huelga general en defensa del convenio y el salario de los trabajadores de telecomunicaciones.

Golpearemos ante los poderes públicos y las patronales en defensa del usuario y el trabajador telefónico.

Sergio Sosto

Share Button

Romper con los partidos patronales

PO 629 – 4/6/99

Romper con los
partidos patronales
José Argüelles (Delegado del Edificio Valentín
Gómez de Foetra Buenos Aires)

“Quería destacar la vigencia de las luchas obreras a través de la movilización y de los viejos métodos empleados correctamente. Contrariamente a lo que nos dicen ciertas organizaciones obreras que se llaman combativas, se puede luchar y se puede cambiar la historia como se intentó hace treinta años”.

“¿Por qué las luchas obreras todavía no se han unido? Se debe a que las centrales que se autotitulan combativas no están con los trabajadores. Una vez más les decimos que hay que romper con los partidos que representan a los patrones”.

“Quiero reivindicar la consigna del Cordobazo: ‘y luche, luche, luche, no deje de luchar, por un gobierno obrero, obrero y popular’…”.

 

 De Foetra Buenos Aires

A los compañeros detenidos José Barraza, Oscar Raineri y Carlos Gil

Foetra Sindicato Buenos Aires ha mantenido una clara línea de repudio a todos los intentos de judicializar los conflictos sociales. Este es un proceso cuyo único propósito es impedir los justos reclamos de trabajos dignos, vivienda, educación, salud y previsión social por la vía de convertir a los que encabezan esas luchas en presuntos delincuentes.

Esta pseudo justicia queda totalmente en descubierto porque mientras se procesan a más de 2800 luchadores, los evasores, los genocidas, los que han beneficiado a los intereses de los grandes capitales usando el poder del estado se encuentran en libertad, y siguen actuando con total impunidad.

Por eso es que el Sindicato de los telefónicos de Buenos Aires les hacemos llegar, a través de la Comisión de Derechos Humanos, nuestra solidaridad y nuestra adhesión al combate que ustedes sostienen a la vez que exigimos la inmediata libertad.

Osvaldo Iadarola (Secretario General)

Claudio Marin (Secretario Adjunto)

Sergio Sosto (Secretario de Prensa y Propaganda)

  • Señores Cámara de Apelaciones de Salta
  • España 394
  • CO 4400 Salta – República Argentina
  • Fax 55-387-431-2289/ 55-387-431-1180
  • ricardo_falu@pin.a1.gov.ar
  • De nuestra consideración:
  • Reclamamos la inmediata libertad y cese del proceso contra los trabajadores José Barraza, César Raineri y Carlos Gil, presos por defender las reivindicaciones del pueblo salteño. Reclamamos también el cese de la persecución judicial contra todos los trabajadores del Departamento de San Martín.
  • Atentamente
  • Osvaldo Iadarola (secretario general) Claudio Marín (secretario adjunto)  Sergio Sosto (secretario de Prensa y Propaganda)

 

Share Button