Romper con los partidos patronales

PO 629 – 4/6/99

Romper con los
partidos patronales
José Argüelles (Delegado del Edificio Valentín
Gómez de Foetra Buenos Aires)

“Quería destacar la vigencia de las luchas obreras a través de la movilización y de los viejos métodos empleados correctamente. Contrariamente a lo que nos dicen ciertas organizaciones obreras que se llaman combativas, se puede luchar y se puede cambiar la historia como se intentó hace treinta años”.

“¿Por qué las luchas obreras todavía no se han unido? Se debe a que las centrales que se autotitulan combativas no están con los trabajadores. Una vez más les decimos que hay que romper con los partidos que representan a los patrones”.

“Quiero reivindicar la consigna del Cordobazo: ‘y luche, luche, luche, no deje de luchar, por un gobierno obrero, obrero y popular’…”.

 

 De Foetra Buenos Aires

A los compañeros detenidos José Barraza, Oscar Raineri y Carlos Gil

Foetra Sindicato Buenos Aires ha mantenido una clara línea de repudio a todos los intentos de judicializar los conflictos sociales. Este es un proceso cuyo único propósito es impedir los justos reclamos de trabajos dignos, vivienda, educación, salud y previsión social por la vía de convertir a los que encabezan esas luchas en presuntos delincuentes.

Esta pseudo justicia queda totalmente en descubierto porque mientras se procesan a más de 2800 luchadores, los evasores, los genocidas, los que han beneficiado a los intereses de los grandes capitales usando el poder del estado se encuentran en libertad, y siguen actuando con total impunidad.

Por eso es que el Sindicato de los telefónicos de Buenos Aires les hacemos llegar, a través de la Comisión de Derechos Humanos, nuestra solidaridad y nuestra adhesión al combate que ustedes sostienen a la vez que exigimos la inmediata libertad.

Osvaldo Iadarola (Secretario General)

Claudio Marin (Secretario Adjunto)

Sergio Sosto (Secretario de Prensa y Propaganda)

  • Señores Cámara de Apelaciones de Salta
  • España 394
  • CO 4400 Salta – República Argentina
  • Fax 55-387-431-2289/ 55-387-431-1180
  • ricardo_falu@pin.a1.gov.ar
  • De nuestra consideración:
  • Reclamamos la inmediata libertad y cese del proceso contra los trabajadores José Barraza, César Raineri y Carlos Gil, presos por defender las reivindicaciones del pueblo salteño. Reclamamos también el cese de la persecución judicial contra todos los trabajadores del Departamento de San Martín.
  • Atentamente
  • Osvaldo Iadarola (secretario general) Claudio Marín (secretario adjunto)  Sergio Sosto (secretario de Prensa y Propaganda)

 

Share Button

“Los trabajadores queremos luchar”

PO 625 – 6/5/99

“Los trabajadores
queremos luchar”
Sergio Sosto, Secretario de Prensa
del Sindicato Foetra Buenos Aires

Hace poco más de un año, los telefónicos participamos en luchas a partir de los distintos edificios, que estaban centradas en que no despidieran a los compañeros. En este marco, en la lucha electoral en el sindicato dimos el primer paso para que los telefónicos recuperaran su sindicato. Desde entonces, hemos tenido dos grandes luchas: una contra Telecom, es decir contra el Banco Roberts; otra contra Telefónica, es decir, contra el Citibank.

Allí se demostró que no es real que los trabajadores no quieran o no puedan luchar sino que las luchas no están siendo llevadas a la victoria, que las direcciones no encabezan, no organizan, no impulsan. La característica de la lucha telefónica fue que al frente estuvo una conducción que es producto de la recuperación del gremio por los trabajadores. Es una conclusión que hay que sacar y que traigo a este 1º de Mayo.

Sabíamos que era difícil, pero también sabíamos que los trabajadores iban a responder. Y los que empezaron acercándose a los edificios terminaron formando piquetes de más de cien compañeros que paralizaron todos los edificios comerciales de la Capital.

Se han mostrado acertados los viejos métodos de lucha, que es mentira que la privatización derrotó a los trabajadores y que los telefónicos están de pie.

Estas conclusiones de la lucha telefónica chocan con la política de las direcciones sindicales que, en lugar de subordinar todo a la lucha por las reivindicaciones, lo único que les interesa es colarse en las listas de candidatos. Hemos demostrado que con los ‘viejos métodos’, la asamblea, la huelga y el piquete, se llegó a la victoria. Con los ‘nuevos métodos’, sólo buscan un cargo en las listas de los partidos patronales.

Es inevitable que haya nuevos choques y los trabajadores tienen que sacar una conclusión, pegar un salto político: ¿para qué nos sirve movilizarnos contra la flexibilización si después los diputados se sientan y cocinan la flexibilidad? Llegó la hora de plantearse cómo los propios trabajadores organizamos la Nación en función de nuestros propios intereses.

La conclusión central es que las corrientes sindicales tienen que romper las ataduras que, directa o vergonzantemente, las unen a la Alianza y al PJ. Sabemos que, pasado el torneo electoral, unos y otros se volverán contra los trabajadores. Esta es la mayor conclusión de la lucha telefónica: la necesidad de la continuidad de las luchas, de un programa de lucha y de un gobierno de trabajadores que lo lleve adelante. Para eso hay que empezar por romper con la Alianza y el PJ.

Share Button

Provocaciones en Foetra

PO 600 – 10/9/98

En la última asamblea general de Foetra Buenos Aires, los ánimos estaban caldeados por el repudio que concitó la firma del Secretario General en una solicitada de la Federación Nacional, que apoya los nuevos convenios de Foetra, en empresas que realicen trabajos ‘tercerizados’ para las telefónicas. Los trabajadores telefónicos saben que la tercerización es el camino de miles de despidos.

En este clima, un grupo de ‘pesados’ provocó y golpeó a delegados y dirigentes de las agrupaciones antiburocráticas.

La Seccional debe resolver, por medio del cuerpo de delegados, la crisis política abierta por el Secretario General.

Share Button

Recule de Telecom…

PO 599 – 3/9/98

Recule de Telecom…
hasta nuevo aviso

La patronal de Telecom hace tiempo que quiere ‘tercerizar’, o sea, pasar trabajadores de planta permanente a empresas subsidiarias, con menor salario y nuevos convenios flexibilizados. Para eso llamó a los trabajadores, en los edificios Conesa y Coghlan, para ofrecerles el retiro ‘voluntario’ o, en su defecto… el retiro forzoso. La respuesta fue un masivo paro, tras lo cual vino la represalia de 250 telegramas de despido a todos los trabajadores de esos edificios.

El Plenario de Delegados de Foetra reunido el mismo día, resolvió realizar una olla popular y un ‘escrache’ frente al domicilio del presidente de Telecom y un paro general, en Telecom, el lunes 31.

Desde primera hora se formaron piquetes en los edificios con la presencia de miembros de la Comisión Directiva y del cuerpo de delegados. A las 10 de la mañana, el paro ya era masivo y se transformó en activo. Luego de marchar al edificio del sindicato, se recorrió durante horas el microcentro porteño.

A última hora del día llegó la noticia de que la patronal reincorporaba en forma incondicional a todos los despedidos.

Ahora se inicia el Congreso Nacional de los telefónicos. Los congresales de Buenos Aires concurren con el mandato de defender el convenio colectivo 201, o sea, que las empresas ‘tercerizadas’ deben revistar con el mismo convenio.

Share Button

Gran movilización de Telefónicos

PO 573 – 5/2/98

Gran movilización
de Telefónicos

Telecom ha anunciado un plan de guerra que pretende despedir a 600 telefónicos en nombre de un ‘plan social’, que contempla reinsertarlos en el ‘mercado laboral’ mediante ‘cursos’ técnicos.

El sindicato, anticipándose, convocó a una urgente reunión de todos los delegados y llamó a realizar asambleas en todos los edificios. También se resolvió rechazar los términos de los telegramas de la empresa y efectuar la denuncia correspondiente ante el Ministerio de Trabajo y la embajada de Francia. El plenario de delegados, por su lado, convocó a una movilización para el martes 13 a la sede de Telecom en Puerto Madero —sede central—, donde más de 1.200 trabajadores repudiaron la actitud de la empresa y exigieron el cese del mal-llamado ‘plan social’.

En la consultora, ubicada en Viamonte 1181 de la Capital Federal (¡la misma que ‘limpió’ a Bagley!), donde debían tomar servicio los primeros 16 afectados, la resuelta actitud de los compañeros, acompañados por sus delegados y miembros de la directiva, impidió que se ‘dictara’ un solo segundo de ‘clase’, instalando de esta manera, en la misma consultora, una fortaleza de resistencia. La ‘sala’ de ‘clases’ era en realidad una sala de interrogatorio policial. Cuenta con una cámara oculta trás un falso espejo y micrófonos colgados del techo. El objetivo es imponer así el retiro voluntario a cualquier trabajador que no cumpla con el ‘perfil’ deseado por la empresa.

El viernes 16 se resolvió realizar una radio abierta en Diagonal Norte y Florida, y otra para el lunes 19; un plenario de delegados, el jueves 22, elaborará una respuesta al plan de la empresa.

La nueva dirección del gremio ha logrado el objetivo de instalar este conflicto en los medios de difusión.

Telecom plantea llevar adelante una reducción de 600 trabajadores para el cierre de su ejercicio en el mes de setiembre. Por lo tanto, está a la orden del día la defensa incondicional de los puestos de trabajo y un plan de lucha.

La patronal también pretende imponer una reducción de otros 1.000 trabajadores antes de setiembre, y el convenio flexibilizador Foetra, que hasta el momento está resistido con asambleas aisladas en cada edificio. Por lo cual está planteado que el plenario de delegados elabore un plan de acción en conjunto.

  • •¡Fuera la empresa consultora trucha!
  • •¡Por la inmediata reincorporación de todos los compañeros a sus puestos de trabajo!
  • •¡Ni un solo despido!
  • •¡No al convenio flexibilizador de Fostta!
Share Button

Telefónicos: Abajo el convenio negrero

PO 564 – 13/11/97

Telefónicos:
Abajo el convenio negrero
por Ana (de Once)

 Las patronales de Telefónica y Telecom han firmado un nuevo ‘convenio’ con Fopstta y Upjet.

Upjet representa al personal jerárquico. Fopstta surgió en los 60 como organización divisionista promovida por el gobierno-patronal; ‘legalmente’ representa a los supervisores telefónicos, aunque Foetra agrupa a la mayor cantidad de afiliados entre los supervisores.

Históricamente, los convenios siempre los firmaba primero Foetra y luego estos ‘sindicatos’ divisionistas repetían las cláusulas vigentes para jerárquicos y supervisores.

Ahora, las empresas han utilizado el camino inverso, firmaron primero con estos sindicatos (responden al ultramenemista ‘Movimiento Obrero con Propuesta’). Son instrumentos dóciles para presionar e imponer un convenio que guarda similitud con el preacuerdo flexibilizador que fue rechazado por Foetra Buenos Aires (y otras seccionales del interior) en múltiples asambleas y plenarios de delegados durante todo 1996.

Simultáneamente, las patronales han pasado en forma inconsulta a una cantidad de trabajadores afiliados a Foetra (los que revistan en las categorías C1, D1, E1 y F1), encuadrándolos en estos nuevos ‘convenios’. Lo que significa que los compañeros pierden conquistas y se impone en muchos casos una rebaja salarial.

Todo esto es parte del ataque de Telefónica y Telecom para liquidar derechos y conquistas laborales e imponer el trabajo por contrato en forma masiva a la totalidad de los telefónicos. Los nuevos convenios antiobreros entran a regir a partir del 1º de enero.

El plenario de delegados de la Zona Este planteó que “todos los telefónicos tenemos los mismos derechos”, reclamando “por el encuadramiento y la representatividad de todos en el convenio y el sindicato Foetra Buenos Aires”.

La dirección de Foetra Buenos Aires, recientemente electa, Azul y Blanca, que la justicia menemista no convalida, ha llamado a todos los telefónicos, sin importar donde estén encuadrados, a movilizarse para parar este ataque. El jueves 13, a las 17 horas, ha sido convocada una marcha de todo el gremio que saldrá desde la Plaza Roma (Alem y Tucumán).

La dirección de Foetra elegida por los trabajadores debe imponer su reconocimiento a las patronales y al gobierno, organizando la lucha del gremio. Asambleas en todos los edificios. Plan de Lucha. En defensa del convenio y de las conquistas de los telefónicos.

Todo el movimiento obrero debe salir en apoyo a esta lucha, para cortar de cuajo el intento patronal-gubernamental de imponer la ‘reforma laboral’ antiobrera.

Un convenio Fiat-Smata
en telefónicos

Jornada: Se aumenta en 15 minutos diarios. Se introduce la flexibilidad de la jornada, porque al plantearse un promedio semanal se autoriza a que un día se obligue a trabajar 12 horas (‘compensando’ al día siguiente con 4), sin pagar siquiera el plus de horas extras.

Descanso semanal: Desaparece el descanso obligatorio en sábado y domingo. Puede ser reemplazado por otros días de la semana.

Horario: Se introduce a discreción de la patronal el horario cortado, con turnos que pueden ser rotativos. El horario fijo es reemplazado por la disponibilidad horaria, las guardias pasivas pierden su remuneración.

Vacaciones: Disminuyen para los que tienen más de 15 años. Para los que ya tienen este beneficio la patronal podrá reemplazarlo por el pago de un plus.

Licencia por enfermedad familiar: Deja de ser remunerada.

Plus por turnos diagramados: Desaparecen.

Desaparecen, además, numerosos adicionales (por idioma, antigüedad, guarderías, por escolaridad, por brigadas, sepelio, Día del Trabajador Telefónico, carrera técnica, etc.). Introduce contratos ‘basura’. El premio por productividad existente es reemplazado por un adicional en base a un régimen de calificaciones digitado por la patronal.

Desaparecen plus y conquistas a granel. Se imponen la inestabilidad laboral permanente y la rebaja salarial.

Ana (Once)

 

Share Button

La Azul y Blanca debe asumir Contra el Ministerio y las patronales

PO 560 – 9/10/97

Telefónicos:
La Azul y Blanca
debe asumir Contra el
Ministerio y las patronales

El 1º de octubre debía asumir la nueva comisión directiva del sindicato telefónico Buenos Aires (la Azul y Blanca), que derrotó a la lista menemista guillanista. El escrutinio había sido avalado por todas las listas intervinientes y la junta electoral, pero fue impugnado semanas más tarde por un ‘grupito de afiliados’ marrones. Esta maniobra es impulsada desde el gobierno y las empresas que no quieren perder.

La burocracia ‘ocupó’ el edificio sindical. Casi 1.000 trabajadores marcharon al sindicato telefónico el miércoles 1º y se encontraron con un impresionante dispositivo policial montado para reprimir a los manifestantes e impedir que el gremio fuera recuperado por los trabajadores.

En la base ha crecido el apoyo de los trabajadores telefónicos a la triunfante Lista Azul y Blanca, e incluso en la Marrón.

La nueva directiva debe asumir de inmediato, abrir un local —mientras el local sindical sea usurpado y vigilado por la policía de Corach y Menem—, citar al plenario de delegados y convocar a una Asamblea General. Lanzar un plan de movilización con asambleas en todos los edificios (casi 200) donde se nuclean los telefónicos en el conurbano. Realizar actos en la puerta de los edificios y asambleas zonales.

No asumir y poner en marcha al sindicato ‘y a sus cuerpos’ es paralizar la vida sindical en un momento que las patronales aprietan. Es ir a una derrota.

Está en “conciliación” el intento de Telefónica de despedir a 8 trabajadores y trasladar a otra tanda… a San Luis (despido encubierto). Es necesario cortar este intento patronalde iniciar un nuevo ‘ajuste’ antiobrero.

El Ministerio y las patronales pretenden alargar esta impasse —no reconociendo a la nueva directiva— hasta después de las elecciones del 26 de octubre.

Contra esta violación de nuestros derechos, impongamos la soberanía de los trabajadores telefónicos.

Ana (Once)

Share Button

Abajo el golpe menemista en FOETRA

PO 559 – 2/10/97

Abajo el golpe
menemista en FOETRA

El gobierno menemista ha dado la orden de desconocer el resultado de las elecciones del gremio telefónico de Buenos Aires, e impedir la asunción de la directiva triunfante. Una lista del activismo (MTA, CTA, Izquierda). derrotó a la burocracia guillanista, vieja cómplice de María Julia y la privatización de ENTel.

Se trata de un intento desesperado de frenar un golpe más a la estantería menemista, sacudida por las últimas derrotas electorales y la inoperancia de la CGT adicta (en el gremio municipal, la justicia hizo lugar a la impugnación de la oposición a Genta, por el manejo fraudulento de las próximas elecciones).

Un signo claro de la aliaza empresas-gobierno-burocracia, es la “coincidente” actitud patronal de despedir (bajo la forma de traslados compulsivos al interior) 80 trabajadores de Buenos Aires.

¡Que se entregue el gremio telefónico a los que lo ganaron! La movilización contra el manotazo menemista a la democracia sindical, es una tarea de todo el movimiento obrero.

Share Button

Derrota menemista en Telefónicos

PO 556 – 11/9/97

Derrota menemista
en Telefónicos

El 3 de setiembre, la lista Azul y Blanca conquistó el sindicato telefónico Buenos Aires, sacando 2.896 votos contra 2.716 de la marrón guillano-menemista. La divisionista Bordó, impulsada por el ‘clasista’ Ptp, sólo obtuvo 179 votos.

La Marrón, que ha perdido el sindicato, consiguió acortar distancias apelando a la manipulación del padrón de jubilados.

La victoria desplazó al menemismo en el sindicato telefónico más importante del país, y es más trascendente aún si se considera que se produjo en la primera empresa privatizada.

La política del gobierno y las patronales, a la que estaba asociada la burocracia, fue barrer con el activismo sindical: en cerca de 100 oficinas se negó la convocatoria a elección de delegados, sólo porque la burocracia no tenía a quien presentar; en muchos edificios dirigidos por la oposición, hubo traslados ‘acordados’ con la patronal para ‘vaciarlos’, etc.

La Marrón había iniciado su mandato pasando una parte del salario a tickets canasta. En estos cuatro años se congelaron las categorías; se ‘tercerizaron’ sectores (Publicom-Telinver), abriendo el camino para ‘superflexibilizar’ las condiciones de trabajo; más de 10.000 compañeros fueron despedidos en forma abierta o encubierta; los operadores de reparaciones vieron aumentada su jornada de 7 a 8 horas (con igual salario); la burocracia permitió que pasen al convenio de UOCRA (netamente inferior) sectores como el de conservación de edificios; a través de la Propiedad Participada (PPP) se metió en el directorio; se esmeró en tratar de imponer un convenio marco como base para pasar al régimen por empresa, al estilo de los convenios antiobreros Fiat-Smata (polifunción, etc.); carnereó todos los paros; apoyó la jubilación privada impulsando la adhesión a la AFJP Siembra del Citibank, dueño de Telefónica.

La Azul y Blanca —que se conformó como lista unitaria a partir de la resistencia nucleada en torno a la “Mesa de Enlace”— reagrupó a 11 agrupaciones (MTA, CTA, izquierda, etc.). La campaña electoral arrancó tarde, por las dificultades de consensuar una propuesta común. Una vez lograda, se realizaron más de 100 asambleas en los edificios. El reclamo central fue la estabilidad laboral: el cese de las tercerizaciones, oposición a cualquier intento de asociación obrero-patronal (fue rechazado el ofrecimiento de un crédito ‘blando’ de las patronales para comprar una nueve sede sindical), y la libre disponibilidad de las acciones para terminar con el PPP (rompiendo la política de integración al directorio de la empresa).

El triunfo de la Azul y Blanca abre la posibilidad de recuperación del funcionamiento democrático del gremio: comisiones por especialidad —electas por los trabajadores en Asambleas; plenarios zonales y general de delegados—; Asamblea General.

El cese de las persecuciones (desafueros a Vázquez y García); la lucha por la reducción de la jornada laboral; el cese de las ‘polifunciones’; el vuelco de categorías; la lucha por la ‘liberación’ de las acciones, son parte de los objetivos que se les plantean a los telefónicos y a la nueva dirección.

Ana (Once)

Share Button

¡Fuera Guillán!

PO 539 – 15/5/97

Para el 29 de agosto están convocadas las elecciones en el sindicato Buenos Aires de Foetra. La regional reúne al 50% de los telefónicos del país y opera más del 70% de la facturación telefónica y el tráfico internacional.

Frente al menemismo encabezado por Julio Guillán, se ha formado un frente de 12 agrupamientos opositores.

Julio Guillán ve muy posible su derrota ante el conjunto de la oposición. La mayoría de los telefónicos está harta de las mentiras y entregadas permanentes: en el período guillanista se produjo la peor sangría de compañeros desde la privatización (18.000 bajas en Telefónica y 12.000 en Telecom) y se toleraron y organizaron desde el gremio traslados compulsivos y el vaciamiento de edificios y sectores. En Nochebuena, Guillán firmó el pre-acuerdo de “condiciones especiales” de egreso de las empresas, que plantea la pre-jubilación para más de 1.000 compañeros, y la ‘tercerización’ (incluso Guillán armó su propia contratista). Esta capitulación total ante la patronal es apoyada desde el gobierno mediante la prórroga de mandatos, falsas elecciones de delegados, boicot a asambleas, etc. La dirección sindical fue ‘lubricada’ por las empresas con la entrega del 2% de la masa salarial para ‘capacitación y entrenamiento’ sindical, además del manejo discrecional de los fondos sindicales, de los sueldos de los directores obreros que administran la Propiedad Participada de las acciones, y con cargos en la Federación y en el directorio del Fondo Compensador y Obra Social.

Ante el temor de perder el control de este inmenso negocio, Guillán apela a la mentira y a difamar delegados y activistas opositores, e intenta asegurarse la continuidad mediante el adelantamiento del Congreso de la Federación, que va a elegir autoridades nacionales por cuatro años.

El debate en la oposición

Sintetizar un programa es una tarea ardua cuando se trata de organizar un espectro tan amplio de agrupaciones opositoras, pero se ha acordado rechazar los microemprendimientos (‘tercerización’), reorganizar al sindicato sobre bases democráticas, defender la planta permanente, la estabilidad laboral y el convenio único contra las tercerizaciones que surgen del Acta de Nochebuena y rechazar esta Acta.

La Lista Naranja plantea la oposición al tarifazo telefónico y un impuesto que grave los superbeneficios monopólicos y sea aplicado a un seguro al parado.

La Naranja rechaza la asociación obrero-patronal que significa el PPP (sindicatura de acciones y director obrero), es decir no al sindicato patrón.

La Lista Naranja ha lanzado una campaña para que los edificios elaboren sus propias reivindicaciones y para que sean incorpordos al programa de la lista antiguillanista. Es necesario movilizar el interés y la actividad político-sindical de los trabajadores telefónicos.

Ana-Sergio

El Polo Obrero en Foetra

Néstor Pitrola

El Polo Obrero en Foetra Buenos Aires ha dado un gran salto. No casualmente la autoridad ganada en la lucha por nuestros cuadros en el gremio reforzó la presencia del Polo en la Comisión Directiva con más miembros y simpatizantes, uno de ellos paritario, en la lista frentista que obtuvo el 85% de los votos en las últimas elecciones.

El jueves 27/9 se desarrolló un plenario con una treintena de compañeros del Polo, entre ellos 16 delegados de viejas y nuevas generaciones telefónicas y un conjunto de activistas.

El plenario refrendó la participación en las Asambleas Piqueteras y votó una campaña política por la convocatoria de la tercera Asamblea Nacional, impulsando una mayor participación del activismo de Foetra.

El Polo Obrero telefónico no participó del acto de Plaza de Mayo del 21/9, al que caracterizó como un evento electoral del Frenapo.

Se reivindicó la huelga general de los docentes bonaerenses y las grandes luchas libradas alrededor del plan piquetero, y se votó la perspectiva de la huelga general para derrotar el ajuste y al gobierno.

Se planteó la responsabilidad política del Polo Obrero para evitar que este gran proceso de la clase obrera sea desviado, como el de los ‘70, por los Ongaro y los Guillán de hoy.

Las resoluciones incluyen la lucha del gremio contra las pasantías negreras, la efectivización e incorporación a convenio de todos los telefónicos de las tercerizadas y la defensa de las conquistas a partir de la Asamblea General. El próximo plenario del Polo de Foetra tendrá lugar el 18 de octubre, una semana antes de la próxima asamblea del gremio.

Share Button

Naranja Telefónicos