En nuestro día

Imborrable. Asamblea General por salario en Ezeiza en 2014. A pesar del rechazo de la mayoría del gremio, la directiva aprobó el acuerdo salarial a la baja. Pese a la derrota, un hito de nuestra historia.

¿Cómo estamos los telefónicos este 18 de marzo?

Indudablemente los últimos años nuestro salario ha sufrido el declive general. La canasta de pobreza en $57997, de la que el 75% de los trabajadores está por debajo, y el 25% restante paga impuesto a las ‘ganancias’. Mientras, en la última minuta salarial firmada por Foetra, se establece que por “el contexto extraordinario producto de la pandemia” las patronales no paguen los aportes y contribuciones a la Seguridad Social relativos a la suma por única vez. Parece un chiste. En marzo, el salario mínimo es de $21600 y la jubilación mínima $20571, ambos están por debajo de la canasta de… indigencia ubicada en $24575. ¿Por qué las empresas no abren sus libros contables para ver que hacen con la riqueza que generamos?

Con la depresión salarial, muchos telefónicos tienen problemas para pagar el alquiler y llegar a fin de mes. La dirección de Foetra, responde con la negociación de actas y convenios que incrementan la jornada laboral como medio de ‘mejorar el ingreso’. El contexto no sirve de excusa para una dirección sindical que, como sabemos, no impulsa luchar hace más 10 años, a pesar de que nuestras patronales son líderes en el ranking de ganancias. ¿Cómo recuperamos el salario? La respuesta nos lo dan los aceiteros que, mediante la huelga general, firmaron un ingreso mínimo equivalente a la canasta familiar de $90mil en diciembre pasado, venciendo al conglomerado exportador, una de las patronales más poderosas del país. Con un salario inicial equivalente a la Canasta Familiar, en enero igual a $85590, defenderíamos las 7hs.

Del otro lado de la mecha

Toda la riqueza social generada en las telecomunicaciones no sirve a la finalidad de poner en marcha los resortes económicos del país, sino que engrosan la fuga de capitales. Mientras el progreso social consistiría en utilizar la productividad y riqueza del avance tecnológico, para tener más tiempo libre, el capitalismo, elimina puestos de trabajo e incrementa la jornada laboral, empobreciendo a los que tienen laburo y dejando millones de desocupados.

Las fusiones de Multicanal-Cablevisión-Telecom y Telefónica-Movicom, permitidas por un lado y otro de la ‘grieta’, incluyó ‘tarifas libres’ de internet y celulares -incluso bajo el kirchnerismo- que fortaleció a los grupos económicos, pero nos mantuvo atrasados tecnológicamente. A la vez, para una enorme parte de la población, significa el acceso ‘precario’ mediante tarjetas prepagas. Los “precios cuidados” mantienen esta precariedad, imposibilitando estudiar y trabajar a familias enteras.

Por un Congreso de las bases telefónicas

Tenemos enormes desafíos por delante. Recuperar el salario, defender las 7hs, incorporar a los Fuera de Convenio, desterrar la tercerización, que se nos paguen los bonos adeudados que el Congreso y la Justicia mezquinan, y no puede quedar de lado el reclamo por la vacunación que el Estado debe garantizar. Un enorme progreso social sería que la industria de las telecomunicaciones esté al servicio de la mayoría trabajadora.

Tenemos una vacuna de comprobada eficacia. Pongamos en marcha las enormes reservas de lucha mediante la organización, mandatos, y asambleas. Un Congreso de base de las y los telefónicos de todos los gremios, nos ayudaría a superar la paralización de las conducciones sindicales. Por mejores días del telefónico, manos a la obra.

Salario mínimo igual a la Canasta Familiar. Por las 7hs para todos los telefónicos. Incorporación de tercerizados y fuera de convenio. Por todas las reivindicaciones pendientes.

AGRUPACIÓN CLASISTA
NARANJA TELECOMUNICACIONES
MAYORÍA

www.actnaranja.com.ar
Seguinos en Twitter : @actnaranja
Facebook: https://www.facebook.com/actnaranja
Instagram: https://www.instagram.com/naranja_telecomunicaciones/
whatsapp: +5491131815537 ó +5491169598110

Share Button

Impactos: 9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *