EL CABLE Y PAR Y COAXIAL: ¿EL OCASO DE LA TELEFONÍA FIJA?

La comisión de “Defensa de la Competencia” (CNDC) y el gobierno aprobaron hace unos meses la fusión de Cablevisión/Telecom en medio de un escándalo. Para matizar pusieron mínimas condiciones, como la entrega del servicio de DATOS de Arnet/Telecom de unas 28 localidades en todo el país, entre ellas Posadas, Misiones, a una empresa creada para tal fin: “UNIVERSO NET”, que comparte socios y directivos con Cablevisión/Telecom. Esta empresa no tiene ninguna infraestructura propia y por lo tanto arrenda la infraestructura de Telecom, por lo que el “desprendimiento” seguirá siendo muy rentable para Telecom/Cablevisión, con el riesgo que implica para la estabilidad de los trabajadores que mantenían ese segmento.

EL CABLE Y PAR Y EL COAXIAL

La CNDC y la empresa también alegan que el clásico “cable y par” es una tecnología obsoleta (la que maneja Telecom) y que la salvación para el mejor servicio es el COAXIL, que permite mejor ancho de banda y más prestaciones.

Si el CABLE Y PAR es obsoleto, es un punto a favor de los que manejaban esa tecnología. Se deduce que hicieron milagros para hacer llegar 3, 6, 10, Mb/s a lugares más allá del kilómetro y medio (la última milla) que garantiza la provisión de datos, los TELEFONICOS hicimos tener pingües ganancias a la empresa que hasta ahora nos habían dado esa tecnología.

El coaxial, técnicamente tiene mejores prestaciones, pero tampoco es lo top en tecnología, lo que debería hacerse es FTTx (dispersión con Fibra Óptica) y los telefónicos estamos ansiosos y listos para manejar esa tecnología defendiendo las condiciones de trabajo.

Telecom dilata esta inversión para sacar el jugo a la dispersión por coaxial, apoyados en una tecnología que en el mundo ya no se aplica, si hablamos de obsolescencia estamos medio empardados y a merced de los elementos, de nuevo el coaxial también se ve afectado por la humedad, por la sulfatación y todo lo que sufre un par telefónico.

Se deduce que Telecom está buscando la forma de deshacerse de los telefónicos más antiguos y contratar (léase precarizar) el mantenimiento de la dispersión, algo que por lo visto la MUS (Mesa de Unidad Sindical que agrupa a las federaciones y sindicatos telefónicos en su gran mayoría están amparando, ya que no se organiza nada para defender los derechos de los trabajadores de Telecom, en una empresa que aporta una red obsoleta de coaxial como la panacea de la transmisión de datos.

Hay sectores (como la transmisión, Fibra Óptica, Entorno) que no se ven afectados en lo inmediato, pero silenciosamente la empresa (lo hacía de antes ya) va contratando servicios, por ejemplo, en la parte de energía, donde contratistas recorren las celdas del servicio celular, cargan combustible a grupos fijos, reemplazan plantas de energía entre otros.

El aseguramiento de Transmisión tiene pre contratado a las prestadoras de equipos (Ericsson SIAE, Nokia) y ante cualquier inconveniente en el campo somos derivados a estos contratistas que tienen el mantenimiento de asistencia abonado… La tercerización es un hecho, lo que debemos es alertar a los compañeros sobre el evidente cambio de rumbo de la política del monopolio Telecom, que de la mano del Grupo Clarín va por las condiciones de trabajo y nuestro Convenio. Preparan y negocian mientras avanza el tercerismo, el trabajo “full time” y la polifunción.

No a la reforma laboral en Telecom y Cablevision. Organicemos desde cada lugar la defensa de nuestros derechos y convenio.

Carlos Andreoli

No hay texto alternativo automático disponible.
Share Button

Impactos: 24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *