Todas las entradas de actnaranja

En respuesta a la “polémica” sobre Foetra

Prensa Obrera Nº 797 (17 de abril 2003) :

La nota aparecida en el número 793 de Prensa Obrera sobre el papel de Foetra en el conflicto con Telecom plantea una discusión de mayor alcance que el que desarrolla la nota. En realidad, establece fundamentalmente una polémica ficticia que no tiene sustento real en el ataque hacia la nota publicada con anterioridad, en Prensa Obrera Nº 792 (“Los cesantes fueron reincorporados” y “Un primer triunfo en Telecom“).

Aquel artículo, donde se describían las ocupaciones de Telecom y la reincorporación de los compañeros, no realiza ninguna crítica hacia la dirección de Foetra y, por el contrario, hace hincapié en la importancia de este triunfo en un conflicto que aún no se ha cerrado.

La nota dice, por ejemplo, que “las principales tomas en los edificios Pampa, Golf y Costanera se venían fortaleciendo desde adentro a medida que pasaban los días” y también que “el conflicto y la ocupación venían logrando una creciente adhesión en todo el gremio telefónico, incluido, los trabajadores de Telefónica y su asamblea de pasantes”. Todo esto, junto con el triunfo obtenido, fueron y siguen siendo los hechos más significativos del conflicto.

Sin duda, la crítica más importante de Sergio Szulman es aquella que indica que los artículos de Prensa Obrera revisten un carácter de “faccionales y antisindicales”. Sin embargo, cualquiera que los lea no encontrará ningún argumento que afirme o refuerce lo que este compañero intenta demostrar.

Lamentablemente, el compañero ha elegido el método del ocultamiento. La nota de PO N° 792 está lejos de cerrar un balance del conflicto con Telecom y es la continuidad de una nota anterior del Nº 791 (el periódico que se difundió durante el conflicto), que no es mencionada en ningún momento. Veamos por qué: en ese artículo se dice que “Foetra Sindicato Buenos Aires rechazó esta ‘política’ y viene resistiendo el despido de un grupo de trabajadores en negro (pasantes)”. O que “Foetra se movilizó el 25/2 a la sede central de la Afip para denunciar el fraude laboral”; más aún “El plenario de delegados y la directiva de Foetra votaron profundizar las medidas de lucha…”. Este ocultamiento sumado a una serie de “epítetos” termina por crear una confusión mayor de la que el compañero pretende combatir.

En ninguna de las notas que describen el conflicto se intentó “soslayar” el rol de la directiva de Foetra en favor de la acción de “delegados y activistas”. Es cierto que estamos frente a un “progreso” de la Comisión Directiva de Foetra, como dice Sergio Szulman. Es sobre este punto donde la “polémica” adquiere un mayor alcance. Este “progreso” está asociado, sin embargo – a algo que él olvida mencionar – , al avance producido en el mes de diciembre por los trabajadores pasantes y contratados de Telefónica. Ellos lograron, junto con el sindicato, la firma del convenio y una serie de actas que establecen un pasaje gradual de pasantes al convenio y de contratados a efectivos.

El compañero comete el error de confundir en varias oportunidades a la dirección del sindicato con el sindicato mismo, integrado no sólo por la comisión directiva sino también por el cuerpo de delegados (que en el caso de Foetra tiene mucho peso) y por el conjunto de los trabajadores que siempre han respondido en los conflictos por despidos o también por la mejora de las condiciones laborales y/o salariales. ¿Por qué negar o soslayar que en Foetra es natural la intervención de diversas agrupaciones y tendencias con diferencias políticas profundas? Estas mismas agrupaciones actúan también, como en el último conflicto con Telecom, en un frente único ante los ataques y provocaciones de la patronal. Precisamente, Foetra tiene acentuado este ca rácter de frente único en la medida en que es un sindicato arrancado de las manos de la burocracia menemista por una lista de unidad integrada por las más amplias tendencias del movimiento obrero, entre ellas el Polo Obrero.

Un contenido faccional o antisindical es lisa y llanamente un contrasentido en el caso de Foetra. Ningún compañero telefónico, incluso adversarios políticos nuestros, ha planteado en ninguna oportunidad una crítica de tan alto calibre como la aparecida en la Prensa Obrera Nº 793. No creemos útil el reemplazo de la polémica por la acusación. Lo que ha hecho el Polo Obrero, en la última lucha, es desarrollar un programa que vincula a Foetra con una lucha más general que más tarde o más temprano será planteada por la misma realidad. No se trata de “autobombos” sino de trazar una estrategia de largo alcance que nos prepare para enfrentar el vaciamiento de las empresas y colocar la problemática de la reestatización bajo control como un eje de Foetra y de todo el pueblo trabajador.

Círculo II de telefónicos

Share Button

Los pasantes cesanteados fueron reincorporados

Gran triunfo de los telefonicos
Los pasantes cesanteados fueron reincorporados

Luego de 5 días de ocupación de 5 edificios de Telecom llevada adelante por Foetra Sindicato Buenos Aires, y desbaratando cada una de las provocaciones que intentó la empresa (incluso el desalojo por la fuerza de edificios), los telefónicos han obtenido un triunfo que abre una nueva perspectiva para todo el gremio.

Todos los pasantes – los despedidos en esta semana y los que venían resistiendo como cesantes desde hace más de 2 meses – fueron reincorporados en sus lugares de trabajo, con todos los días pagos desde que la empresa había dejado a los compañeros en la calle. Además, Telecom firmó un acta desistiendo de cualquier acción penal contra directivos y delegados del sindicato.

La ocupación de los edificios venía logrando una creciente adhesión de todo el gremio y de diversos sectores en lucha que se habían solidarizado, delegados de otros gremios, el movimiento estudiantil, asambleas populares y delegaciones piqueteras. Las movilizaciones del activismo, los delegados y la directiva del sindicato iban en ascenso y se estaba preparando una multitudinaria movilización del gremio y todos los sectores solidarios contra la empresa. Esta lucha amenazaba con convertirse en una gran lucha nacional contra un pulpo que, luego de llevarse millonarias ganancias desde la privatización, ahora viene por el alza de tarifas y la rebaja salarial y los despidos para mantener sus ganancias. Por todo esto, Telecom y el gobierno recularon.

Ahora se ha formado una comisión integrada por el sindicato, la empresa y los ministerios de Trabajo y Educación, que en 30 días debe realizar una propuesta común sobre el futuro de unos 180 pasantes. O sea: tres contra uno. No cabe ninguna duda de que el Ministerio de Trabajo comparte la línea de Telecom, ya que impulsa el negreo y la rebaja salarial generalizada con el reemplazo de trabajadores efectivos por planes Trabajar de 150 pesos. Menos dudas puede dejar el Ministerio de Educación, que impulsa la superexplotación de los estudiantes firmando con las empresas convenios de trabajo en negro (pasantías), avalando el fraude laboral y además obteniendo un beneficio económico con el mismo. Desde esa comisión, entonces, la empresa y el Estado intentarán resolver a su manera este conflicto, para volver a la carga con sus objetivos centrales: salvar los negociados de las empresas privatizadas a costa de los usuarios y trabajadores, aumentando las tarifas y reduciendo sueldos y puestos laborales.

El gremio y los pasantes han quebrado con esta lucha, en forma definitiva, la división que la patronal aprovechó durante años entre efectivos y pasantes. Se trata ahora de rematar esta victoria con la efectivización de todos los pasantes. Con este triunfo, los trabajadores han retomado la iniciativa; es momento entonces de avanzar por el conjunto de reivindicaciones postergadas. Por la defensa de todos los puestos de trabajo, sean efectivos, contratados, pasantes o trabajadores fuera de convenio. Por la indexación de los salarios al valor previo a la devaluación. Por la reducción horaria sin reducción laboral en los sectores de trabajo insalubre, como tráfico. Y por la defensa de un servicio para la población que las empresas están dejando caer: ningún tarifazo, que se abran los libros, control obrero de las empresas telefónicas.

Sergio Szulman

Share Button

El papel de Foetra

Prensa Obrera Nº 793 (20 de marzo 2003) :

Polémica
El papel de Foetra

El método con que fue publicada la nota sobre Telecom en PO N° 792, y su contenido, no sirven para un progreso político del PO en el frente e introducen elementos de confusión política.

En primer lugar, se soslaya que la ocupación de edificios fue resuelta y llevada adelante por Foetra Sindicato Buenos Aires. En lugar de esto, se habla de “delegados y activistas”, falsificando el hecho de que esta vez Foetra no sólo se había puesto al frente de la medida sino que la había resuelto, lo cual implica un enorme progreso tomando en cuenta que 15 meses antes el sindicato había dejado inicialmente a su suerte a los pasantes de Telefónica que ocuparon edificios contra las cesantías. Esto presenta al Partido como faccional y antisindical.

Ya en una Prensa Obrera anterior el compañero había firmado una nota con el mismo problema, que deliberadamente eludía mencionar a la dirección del gremio en la toma del edificio inteligente de Telecom durante el mes de enero. Esto fue criticado en el círculo, por lo que la insistencia consciente en este método no es una conducta partidaria aceptable.

En segundo lugar, la nota desarrolla el “autobombo”, que en general no sirve para el progreso político. Así, por ejemplo, se señala que “Néstor Pitrola participó en dos oportunidades de la toma del edificio de Costanera”. Esto, además de ser confuso (más que participar de la toma, concurrió a manifestar su solidaridad), presenta a la toma como producto de una acción de activistas, pasantes y el Polo Obrero, en vez de una lucha del sindicato que contó con una importante adhesión, especialmente del Polo Obrero.

El PO se ha delimitado en el último período de la política de la dirección del gremio telefónico, cuando su dirección dio pasos en contra del interés de los trabajadores, buscando una clarificación política. Este método es opuesto a la falsificación que el compañero repite en esta nota. Dejo constancia de que el envío de la nota a la redacción de Prensa Obrera fue realizada deliberadamente de manera inconsulta con otros compañeros de la dirección y el frente, e incluso desechando la nota que el compañero recibió para ser discutida en conjunto. La nota fue enviada a la Prensa casi clandestinamente, sin siquiera facilitar una copia de la misma para su crítica o corrección, y sin firma. Este método, además de no permitir un desarrollo camaraderil de la militancia, se revela como un escollo para superar los problemas políticos que se plantean en nuestra intervención en el frente. La dirección de San Telmo ha resuelto no avalar el envío de notas al periódico en este frente en particular, que no se sometan a una discusión, o al menos un chequeo colectivo.

A continuación, adjunto copia de la nota redactada anteriormente por mí, que había enviado al compañero para su corrección y discusión en común.

Sergio Szulman


Share Button

Cómo sigue la lucha en Telecom

PO 793 – 20/03/2003

La reincorporación de los compañeros despedidos de Telecom (“pasantes”) se ha hecho sentir con mucha fuerza en las oficinas de Telecom. Esto abrió una discusión de los pasos a seguir en caso de que la empresa pretenda mantener el fraude de las pasantías o vulnerar la estabilidad laboral.

El martes 11 se realizó un plenario de delegados de Foetra. Todas las intervenciones destacaron el acierto de haber ido a fondo con este conflicto y la necesidad de mantener la guardia en alto.

El plenario de delegados aprobó “suspender” la movilización convocada para el 18 de marzo (Día del Trabajador Telefónico) en función de una cláusula de “paz social” durante un mes de negociación con la posibilidad de extender 60 días más la discusión. Durante ese lapso, los trabajadores reincorporados seguirán trabajando bajo la “modalidad” de pasantes a pesar de que sus contratos estén vencidos.

Es muy importante la decisión de la Fuba (Federación Universitaria de Buenos Aires) de salir a denunciar a Telecom y movilizarse al Rectorado de la UBA y a los consejos directivos para acabar con el régimen actual de pasantías y pasar a convenio a todos los pasantes en las distintas ramas y actividades donde se desempeñen.

La situación abierta en Telecom excede el problema de las pasantías ya que se trata de una empresa en crisis. Telecom es un caso emblemático de las privatizadas, que pretende descargar la crisis sobre los trabajadores mediante despidos, congelamiento y/o rebaja salarial y aumento incesante de tarifas. El 5 y 6 de abril el Polo Obrero convoca a todos los telefónicos a participar y discutir en el marco de la Asamblea Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados en el Miniestadio de Lanús.

P.E.

Share Button

Polémica El papel de Foetra

PO 793 – 20/03/2003

Polémica
El papel de Foetra

El método con que fue publicada la nota sobre Telecom en PO N° 792, y su contenido, no sirven para un progreso político del PO en el frente e introducen elementos de confusión política.

En primer lugar, se soslaya que la ocupación de edificios fue resuelta y llevada adelante por Foetra Sindicato Buenos Aires. En lugar de esto, se habla de “delegados y activistas”, falsificando el hecho de que esta vez Foetra no sólo se había puesto al frente de la medida sino que la había resuelto, lo cual implica un enorme progreso tomando en cuenta que 15 meses antes el sindicato había dejado inicialmente a su suerte a los pasantes de Telefónica que ocuparon edificios contra las cesantías. Esto presenta al Partido como faccional y antisindical.

Ya en una Prensa Obrera anterior el compañero había firmado una nota con el mismo problema, que deliberadamente eludía mencionar a la dirección del gremio en la toma del edificio inteligente de Telecom durante el mes de enero. Esto fue criticado en el círculo, por lo que la insistencia consciente en este método no es una conducta partidaria aceptable.

En segundo lugar, la nota desarrolla el “autobombo”, que en general no sirve para el progreso político. Así, por ejemplo, se señala que “Néstor Pitrola participó en dos oportunidades de la toma del edificio de Costanera”. Esto, además de ser confuso (más que participar de la toma, concurrió a manifestar su solidaridad), presenta a la toma como producto de una acción de activistas, pasantes y el Polo Obrero, en vez de una lucha del sindicato que contó con una importante adhesión, especialmente del Polo Obrero.

El PO se ha delimitado en el último período de la política de la dirección del gremio telefónico, cuando su dirección dio pasos en contra del interés de los trabajadores, buscando una clarificación política. Este método es opuesto a la falsificación que el compañero repite en esta nota. Dejo constancia de que el envío de la nota a la redacción de Prensa Obrera fue realizada deliberadamente de manera inconsulta con otros compañeros de la dirección y el frente, e incluso desechando la nota que el compañero recibió para ser discutida en conjunto. La nota fue enviada a la Prensa casi clandestinamente, sin siquiera facilitar una copia de la misma para su crítica o corrección, y sin firma. Este método, además de no permitir un desarrollo camaraderil de la militancia, se revela como un escollo para superar los problemas políticos que se plantean en nuestra intervención en el frente. La dirección de San Telmo ha resuelto no avalar el envío de notas al periódico en este frente en particular, que no se sometan a una discusión, o al menos un chequeo colectivo.

A continuación, adjunto copia de la nota redactada anteriormente por mí, que había enviado al compañero para su corrección y discusión en común.

Sergio Szulman


Gran triunfo de los telefonicos
Los pasantes cesanteados fueron reincorporados

Luego de 5 días de ocupación de 5 edificios de Telecom llevada adelante por Foetra Sindicato Buenos Aires, y desbaratando cada una de las provocaciones que intentó la empresa (incluso el desalojo por la fuerza de edificios), los telefónicos han obtenido un triunfo que abre una nueva perspectiva para todo el gremio.

Todos los pasantes – los despedidos en esta semana y los que venían resistiendo como cesantes desde hace más de 2 meses – fueron reincorporados en sus lugares de trabajo, con todos los días pagos desde que la empresa había dejado a los compañeros en la calle. Además, Telecom firmó un acta desistiendo de cualquier acción penal contra directivos y delegados del sindicato.

La ocupación de los edificios venía logrando una creciente adhesión de todo el gremio y de diversos sectores en lucha que se habían solidarizado, delegados de otros gremios, el movimiento estudiantil, asambleas populares y delegaciones piqueteras. Las movilizaciones del activismo, los delegados y la directiva del sindicato iban en ascenso y se estaba preparando una multitudinaria movilización del gremio y todos los sectores solidarios contra la empresa. Esta lucha amenazaba con convertirse en una gran lucha nacional contra un pulpo que, luego de llevarse millonarias ganancias desde la privatización, ahora viene por el alza de tarifas y la rebaja salarial y los despidos para mantener sus ganancias. Por todo esto, Telecom y el gobierno recularon.

Ahora se ha formado una comisión integrada por el sindicato, la empresa y los ministerios de Trabajo y Educación, que en 30 días debe realizar una propuesta común sobre el futuro de unos 180 pasantes. O sea: tres contra uno. No cabe ninguna duda de que el Ministerio de Trabajo comparte la línea de Telecom, ya que impulsa el negreo y la rebaja salarial generalizada con el reemplazo de trabajadores efectivos por planes Trabajar de 150 pesos. Menos dudas puede dejar el Ministerio de Educación, que impulsa la superexplotación de los estudiantes firmando con las empresas convenios de trabajo en negro (pasantías), avalando el fraude laboral y además obteniendo un beneficio económico con el mismo. Desde esa comisión, entonces, la empresa y el Estado intentarán resolver a su manera este conflicto, para volver a la carga con sus objetivos centrales: salvar los negociados de las empresas privatizadas a costa de los usuarios y trabajadores, aumentando las tarifas y reduciendo sueldos y puestos laborales.

El gremio y los pasantes han quebrado con esta lucha, en forma definitiva, la división que la patronal aprovechó durante años entre efectivos y pasantes. Se trata ahora de rematar esta victoria con la efectivización de todos los pasantes. Con este triunfo, los trabajadores han retomado la iniciativa; es momento entonces de avanzar por el conjunto de reivindicaciones postergadas. Por la defensa de todos los puestos de trabajo, sean efectivos, contratados, pasantes o trabajadores fuera de convenio. Por la indexación de los salarios al valor previo a la devaluación. Por la reducción horaria sin reducción laboral en los sectores de trabajo insalubre, como tráfico. Y por la defensa de un servicio para la población que las empresas están dejando caer: ningún tarifazo, que se abran los libros, control obrero de las empresas telefónicas.

Sergio Szulman

Share Button

Un primer triunfo en Telecom

PO 792 – 13/03/2003


Los cesantes fueron reincorporados
Un primer triunfo en Telecom

Luego de 5 días de ocupación de cinco edificios de Telecom, se logró desbaratar las maniobras de la empresa.

Telecom intentó el desalojo y desvió llamadas al interior del país; bloqueó la entrada de algunos edificios (incluido el lock-out patronal) y estableció un verdadero cerco en los grandes canales de televisión y los diarios.

Los 11 pasantes despedidos en la semana del 3 de marzo y los que venían resistiendo como cesantes desde hacía más de 2 meses, desde el 31 de diciembre, fueron reincorporados a partir del lunes 10. El acta firmada el viernes a última hora en el Ministerio de Trabajo establece el pago de todos los días y la imposibilidad por parte de la patronal de tomar ningún tipo de represalia contra los trabajadores.

El conflicto y la ocupación venían logrando una creciente adhesión en todo el gremio telefónico, incluidos los trabajadores de Telefónica y su asamblea de pasantes. Los delegados y activistas de Telecom, junto al resto de los edificios, garantizaban y acompañaban las tomas y las medidas de agitación. Las principales tomas en los edificios Pampa, Golf y Costanera se venían fortaleciendo desde adentro a medida que pasaban los días. Durante la semana que duró la ocupación, se acercaron numerosas delegaciones de asambleas populares, de delegados de otros gremios como Metrovías y Uta, del Polo Obrero de la zona, de Editorial Perfil y de otras organizaciones. Néstor Pitrola, por caso, participó en dos oportunidades de la toma del edificio Costanera, uno de los epicentros de la lucha. También hubo numerosas representaciones estudiantiles, como la Fuba y el Centro de Estudiantes de Psicología, que difundieron el conflicto en el resto del movimiento estudiantil y la universidad.

Como resultado del conflicto se ha creado una comisión integrada por Foetra Sindicato Buenos Aires, Telecom y los ministerios de Trabajo y de Educación para dar una solución a los trabajadores reincorporados que continúan trabajando bajo el régimen de pasantías. Todos los argumentos de Telecom para desconocer a los pasantes como trabajadores han terminado en un completo fracaso. El tiro le salió por la culata y ya no quedan dudas del carácter de clase de los pasantes telefónicos, que logran un nuevo avance con su organización.

Ahora se trata de conseguir que se pase inmediatamente a convenio a todos los pasantes y se establezca un plan para garantizar la estabilidad laboral de todos los compañeros telefónicos, comenzando por la eliminación de los contratos a “plazo fijo”.

Corresponsal telefónico

Share Button

Telecom Una lucha de alcance estratégico

PO 791 – 6/03/2003


Telecom
Una lucha de alcance estratégico

Telefónica y Telecom han dado inicio a una política de desguace y “reestructuración”, provocando una serie de conflictos y abriendo una nueva etapa en el gremio telefónico.

Telecom firmó con la federación menemista un convenio que prevé una figura de “aprendiz” en reemplazo de la pasantía, la rebaja salarial a los efectivos y la flexibilización a partir de la unificación de los grupos laborales, es decir, la polifunción.

Foetra Sindicato de Buenos Aires rechazó esta “política” y viene resistiendo el despido de un grupo trabajadores en negro (pasantes). Estos compañeros ingresan a sus edificios con el apoyo del sindicato, a pesar de que la empresa no los quiere reconocer como trabajadores y les niega las claves de acceso a sus funciones y puestos de operadores telefónicos. Como parte de esta lucha, Foetra se movilizó el 25/2 a la sede central de la Afip para denunciar el fraude laboral y la evasión fiscal millonaria producida con las pasantías.

El plenario de delegados y la directiva de Foetra votaron profundizar las medidas de lucha denunciando que Telecom se prepara para dejar “caer” nuevos contratos en otros edificios, y que Publicom, una empresa del mismo grupo, habría despedido a gran cantidad de compañeros.

Mientras despide y elimina puestos de trabajo, Telecom está transfiriendo el tráfico y la atención de llamadas al interior del país, donde la federación menemista le asegura condiciones y salarios a la baja en forma permanente. A esto se agrega que provincias como Córdoba han firmado acuerdos de exención impositiva para la instalación de centros de llamadas donde incorporarán “planes Trabajar”, o sea con subsidio del Estado.

Foetra Sindicato Buenos Aires está preparando una serie de medidas entre las que se encuentra una gran movilización para el 18 marzo, Día del Trabajador Telefónico, sobre el edificio de Telecom.

El Polo Obrero impulsa esta lucha importantísima por la reincorporación de los cesanteados y su efectivización. Por el aumento salarial y en contra del tarifazo. Y por la apertura de los libros de las empresas privatizadas y su control obrero para evitar el vaciamiento y los despidos. El sindicato telefónico no debe ceder en esta lucha.

Pablo E.

Share Button

Telefónicos: Se profudiza la lucha de los pasantes

PO 785 – 19/12/2002

En la semana del 19 y 20
Telefónicos: Se profudiza la lucha de los pasantes

Pablo Eibuszyc

Al cumplirse un año de la histórica toma de los pasantes de Telefónica, en los edificios como Talcahuano y Azcuénaga se respira nuevamente el clima del año pasado. El reclamo de la efectivización de los pasantes que habían quedado pendiente desde el 2001, empalma con los vencimientos de pasantías en otros edificios y de contratos a término de trabajadores bajo convenio pero con modalidades de contratación igualmente fraudulentas.

Nuevamente la amenaza de despido genera un movimiento de lucha que recorre los edificios para enfrentar la política de Telefónica de ofrecer “retiros voluntarios” o la calle para los pasantes y contratados.

La mayoría de los compañeros vienen rechazando estos aprietes y se plantean tomar las medidas necesarias para defender los puestos de trabajo y ocupar los edificios en caso de que sea necesario.

En virtud de esta situación, se vienen reuniendo desde hace meses los delegados de los edificios donde trabajan los pasantes junto a activistas. El 5 de diciembre se realizó una reunión de especialidad que contó con la presencia de más de 50 compañeros de los distintos edificios donde trabajan los pasantes (110, 000, 19, 112, 114 y calling card). Asistieron pasantes y delegados que hace semanas vienen trabajando en todos los edificios con un petitorio que plantea básicamente tres puntos: la efectivización y registración de todos los pasantes y contratados de Telefónica dentro del convenio 201/92; el reconocimiento de la antigüedad por los años trabajados, y el depósito de todos los aportes y cargas sociales evadidos por Telefónica en todos estos años de fraude laboral. Se resolvió realizar asambleas en todos los edificios para difundir la decisión adoptada, preparar a los compañeros para plantear la efectivización y otros reclamos puntuales y sacar un comunicado/afiche para difundir en todos los sectores.

La Comisión Directiva de Foetra planteó en la reunión que asumiría el compromiso de defender a los pasantes con la movilización del sindicato, ya que no haría distinciones entre pasantes, contratados y efectivos. El miércoles 18 está convocado un plenario de delegados donde se discutirá el problema de los pasantes y al que muchos activistas van dispuestos a plantear la necesidad de parar y movilizarnos el viernes 20 de diciembre desde todos los edificios.

Las asambleas de los edificios, que ya han comenzado, demuestran un alto grado de participación para reclamar los tres puntos del petitorio y decidir medidas de lucha: en el 114, además de la efectivización de los pasantes y contratados, se está reclamando por el reconocimiento de la jornada reducida por trabajo insalubre (tráfico) y está planteada la posibilidad de la toma y de paros escalonados. En el 112 los pasantes piden por los 14 días de vacaciones sumado a mejoras en las condiciones de trabajo. También están trabajando para elegir delegados y referentes dentro de los propios pasantes. Las asambleas del 000 (internacional) y del 19 (operadora nacional) están discutiendo un pliego de 8 puntos para llevar como mandato al plenario de delegados de todo el gremio y para encarar un quite de colaboración y paros escalonados a partir del día lunes 16.

El petitorio con los 3 puntos será entregado en una movilización de activistas y delegados durante la semana del 20 de diciembre, mientras se prepara una nueva reunión del sindicato con la empresa. Telecom, por su parte, les ha “avisado” a los pasantes que ante el vencimiento de pasantías para el 31 de diciembre no piensa renovar ninguno de los contratos, ya que la UBA estableció un máximo de 2 años para los pasantes de esa empresa. La universidad y Telecom se lavan las manos mientras han sido cómplices del fraude laboral y están dejando en la calle a muchos compañeros antes de fin de año, después de haber aplicado las rebajas salariales y los aumentos incesantes en la productividad.

Telefónica y Telecom amasaron extraordinarias ganancias a costa de imponer las peores condiciones de trabajo para los pasantes. Los call-centers (salas de tráfico) han sido los lugares donde las empresas ejercieron durante años todo tipo de abusos. Con la situación política abierta por el Argentinazo del año pasado, esta realidad comenzó a revertirse favorablemente. Para el Polo Obrero ha llegado la hora de acabar con las pasantías dentro de las empresas telefónicas y con las divisiones impuestas por las empresas. Hay que rodear de solidaridad a la lucha de los telefónicos. Estamos ante la posibilidad de un triunfo que inclinará la balanza y la relación de fuerzas a favor de los trabajadores.

 

Share Button

Convenio de Foetra: la patronal avanza

PO 780 – 14/11/2002

Convenio de Foetra: la patronal avanza

SERGIO SZULMAN

El convenio que acaba de firmar Foetra Bs. As. con Telecom, reproduce casi textualmente el convenio anterior; incorpora alguna que otra mejora –obliga a las contratistas a contratar bajo las condiciones de convenio– y a la vez concede en otros puntos. Tal es el caso de la rebaja de una semana de vacaciones a partir del 15° año de antigüedad para los próximos contratos, la reducción del aporte patronal al sindicato del 2 al 1%, y la eliminación del franco compensatorio el segundo sábado trabajado como “extra” en el mes.

Si bien para el sindicato Bs. As. la firma del convenio consolida la representación de los trabajadores, el conjunto de éstos no va a modificar sus condiciones laborales. Conquistas perdidas de la época de Entel –como jornada de 7 horas para el conjunto del gremio, y de 6 horas más refrigerio para tráfico (por su carácter insalubre)– ni siquiera se han discutido. Menos aún el salario, luego de una caída del 40% desde la devaluación. Tampoco se ha contemplado la situación de gran parte de los trabajadores que son contratados bajo la figura de “pasantes” en condiciones precarias, y que han dado importantísimas luchas en los últimos meses. Además, se ha aceptado el convenio por empresa (Telefónica discute por su lado).

La dirección del gremio, no obstante, ha presentado la firma del convenio como un triunfo (lo compara con los que firma la burocracia sindical tradicional). En forma conciente ha eludido la lucha de conjunto del gremio por el aumento salarial y un convenio único, argumentando que no convenía discutir salario y condiciones laborales a la vez, y menos aun enfrentar a ambas empresas de conjunto. Prefiere una batalla de posiciones con las empresas, basada en maniobras.

Esta política choca con la voracidad de las patronales, que han desarrollado una política de reducción de personal, especialmente sobre los sectores más débiles, como los pasantes y fuera de convenio, y ahora vienen por más “ajuste”. Por otro lado, se aísla del amplio movimiento de lucha que recorre el país desde diciembre pasado. En ese momento, el gremio telefónico fue un factor de esta lucha, con movilizaciones multitudinarias y ocupando edificios contra Telecom.

Share Button

Por un paro general de Foetra

PO 766 – 8/08/2002

Por la reincorporación inmediata
de los telefónicos despedidos
Por un paro general de Foetra

El jueves 1°, una asamblea de 150 trabajadores fuera de convenio rechazó con firmeza las decenas de despidos que comenzó a efectivizar Telefónica, luego de que la mayoría de los trabajadores se negara a aceptar la suspensión de 800 trabajadores por un año – la antesala del despido.

Se votó un plan de lucha que incluye cortes de calles frente a edificios de Telefónica, afichadas de denuncia y una movilización al Ministerio de Trabajo, y la coordinación con Foetra-Buenos Aires para impulsar un paro de todos los trabajadores.

Es hora de que Foetra tome el guante e impulse con toda su energía este planteo. Los fuera de convenio son un sector aún no agremiado que incluye a una importante masa de profesionales y a trabajadores que la empresa efectivizó en esas condiciones. En las asambleas se está impulsando la afiliación a Cepetel, sindicato de profesionales, hoy acéfalo. Pero debemos entender que el ataque a este sector de trabajadores es un ataque al conjunto del gremio, por lo que se impone un plan de lucha unificado que incluya a los efectivos dentro o fuera de convenio, contratados y pasantes, y tome como objetivo inmediato el lanzamiento de un paro general hasta torcerle el brazo a la empresa.

Es necesaria la convocatoria a una asamblea general de todos los trabajadores telefónicos que unifique todos los reclamos, especialmente el rechazo a los despidos y el aumento salarial ya votado por Foetra.

Sergio Szulman

Share Button