La media sanción a la ley de teletrabajo

Escribe Flavio Pereyra

La Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a un proyecto de ley para regular el teletrabajo, surgido del consenso de 20 anteproyectos. Los medios reflejan disconformidad de industrias y ‘pymes’, que denuncian un proyecto de apuro. Añaden, que “sin regulación algunas industrias teletrabajan hace años con conflicto cero”. Infaltable, aseguran que amenaza al empleo si se introducen regulaciones. Por otro lado, los impulsores del proyecto reclaman establecer “un piso mínimo de derechos”. ¿Cuál es la verdad?

Lo cierto es que este proyecto no protegerá a ningún trabajador a distancia. Como bien advierten las patronales, no contratarán a ningún trabajador en estas condiciones, incluso a pesar de los grandes márgenes de discrecionalidad que habilita el proyecto de ley que ahora será tratado en el Senado. Como ocurre actualmente en el 90% de los casos, continuará sometiendo a los trabajadores a las condiciones de empleo precario, vía contrato de locación o monotributo, o directamente en negro.

Varios medios han caracterizado el proyecto como un triunfo de “los sindicatos”, cuando lo cierto es que la burocracia sindical no ha representado ningún obstáculo para que se incremente y flexibilice la explotación laboral en todas sus formas. Sencillamente, las negociaciones con la burocracia, siempre ordenadas a la plena potestad patronal de organizar el lugar de trabajo, son garantía de que no se cumplirá ningún “piso de mínimo de derechos”. El 40% de trabajo en negro, la enorme cantidad de monotributistas, fuera de convenio, tercerizados y la precarización creciente de los convenios son la prueba viva del rol de la burocracia que dirige los sindicatos.

“Regulaciones”

El proyecto en cuestión define que el teletrabajo como “voluntario”, pero deja abiertos “casos de fuerza mayor”, sin especificar de que naturaleza, en que puede ser impuesto por el patrón. El principio de “reversibilidad”, que permitiría a un trabajador revocar su consentimiento voluntario, en cuyo caso el empleador debería “otorgarle tareas en su antigua oficina o la más cercana a su domicilio”, se reduce a la posibilidad “de satisfacción de tal deber” por la patronal, que sencillamente puede negarse argumentado que no tiene lugar disponible.

La compensación por los “mayores gastos en conectividad y/o servicios”, serán fijados en paritarias, donde las patronales buscarán neutralizarlo, como ya hacen con el salario, e incluso compensarlo con el no pago de los “viáticos”, ya que el trabajador no se desplaza. Por supuesto, está ausente la compensación por el espacio utilizado y el pago de parte del alquiler del trabajador, recientemente reconocida en Suiza.

El estipulado “derecho a la desconexión digital” es un eufemismo patronal que oculta el poder de coerción sobre el trabajador. Precisamente, en otro artículo se establece que “el empleador deberá impedir la conexión del trabajador fuera de la jornada laboral”, pero no se establecen sanciones ante el incumplimiento. Luego, en las negociaciones colectivas, se acordarán artilugios como las “guardias pasivas” o la “disponibilidad”, compensadas por algún misérrimo plus, para habilitar el trabajo fuera del horario. O directamente, la extensión de la jornada. Además, por último, pero no menos importante, se permite el trabajo por objetivos, es decir, a destajo.

La burocracia, a la que se le atribuye haber logrado que los teletrabajadores estén protegidos por los convenios colectivos de la industria correspondiente, ha ratificado el monopolio de su representación sindical, que habilita la recaudación de las cuotas convencionales, y conservar el poder de negociación (toma y daca).

En este sentido, la regulación es una estafa. La disputa por las condiciones del teletrabajo, y especialmente por sobre la jornada, no se ve más protegido por este proyecto, ni mucho por las archiconocidas negociaciones convencionales de la burocracia. Quedará abierta, y planteará a su turno la intervención de Comisiones Internas, delegados, activistas y la masa de trabajadores. Los debates e iniciativas para garantizar la plena vigencia de los derechos sindicales, y contra los abusos patronales surgirá en el terreno de la organización que los trabajadores tengan el ingenio de crear en estas nuevas condiciones.

Publicado en: https://politicaobrera.com/movimiento-obrero/1732-la-media-sancion-a-la-ley-de-teletrabajo

AGRUPACIÓN CLASISTA
NARANJA TELECOMUNICACIONES
MAYORÍA

www.actnaranja.com.ar
Seguinos en Twitter : @actnaranja
Facebook https://www.facebook.com/actnaranja
whatsapp: +5491131815537 ó +5491169598110

Share Button

Impactos: 198

Campaña Financiera: “Los compañeros aportan porque nuestra actividad impulsa la lucha del gremio”

Escribe Corresponsal(Política Obrera)

Flavio Pereyra es dirigente de la agrupación Naranja Telecomunicaciones (Mayoría), delegado de Foetra República y congresal por la oposición en el gremio. Es militante del Partido Obrero (Tendencia). Flavio y su equipo se propusieron recoger el aporte económico de varias decenas de trabajadores telefónicos. Hablamos con él para Política Obrera.

¿Cuál es la situación del gremio?

La pandemia está en primer plano, como en todo el movimiento obrero. Como somos un gremio muy vinculado a la tecnología, el teletrabajo ya era una realidad y también un debate importante desde antes de todo esto. Ahora, transitamos varias convergencias, porque el triple play fusiona industrias. Por un lado, tenías telefonía y banda ancha, y esas mismas patronales acaparaban la telefonía móvil, mediante empresas diferentes, ahora fusionadas. Por otro lado, la industria de tv por cable que también había sumado internet, que con fusión de Telecom con Cablevisión se integran.

Estas fusiones enormes crean una concentración económica enorme, y de trabajadores, que todavía se está procesando. Movistar y Personal pasaron de comercio a telefónicos (FOETRA), pero aún tienen condiciones laborales y salarios de comercio. Telecom, fusionada con Cablevisión, absorbió una masa de trabajadores del sindicato de la televisión (SATSAID) que encuadra a las cableras, entonces ahora tiene dos grandes sindicatos. Te imaginas la complejidad de la situación en cuanto a condiciones laborales, jornadas, convenios, escalas, y el teletrabajo en todo esto agrega dispersión y desorganización.

Nuestros sindicatos, incluso Foetra, con tradición combativa, se integraron a los planteos patronales: renunciaron a luchar para generalizar la jornada de 7 horas y firmaron actas que crean categorías de 9 y otras que amplían la jornada “garantizando” las horas extras. Por supuesto, para pavimentar el camino para la ampliación horaria en todo el gremio, necesitaban derrumbar el salario.

¿Cómo está interviniendo la agrupación Naranja?

Tenemos una masa de trabajadores muy conscientes de estos problemas. Pero, por otro lado, las burocracias se recuestan en el kirchnerismo y el fantasma de la derecha para contener una base política propia, mientras bajan una línea derrotista para justificar la traición a la jornada y la flexibilización. La burocracia promete un convenio de toda la actividad, que con lo que relataba es claro donde apunta.

Esto nos plantea todo un campo de organización contra la flexibilización, para equiparar condiciones laborales para arriba, luchar por el salario en una actividad, que sigue creciendo, las reivindicaciones de las mujeres, licencias, etc. Todo esto la burocracia no lo desarrolla porque no quiere confrontar con las patronales y una de las razones son sus compromisos políticos con el kirchnerismo. Está claro que la derecha no es ningún punto de apoyo para luchar, pero el apoyo al Gobierno es una vía de integración a la política de las empresas, porque está condicionado por sus compromisos con el capital y por cerrar un acuerdo de deuda con los acreedores externos. Por su propia política, no tiene nada para ofrecer. Si nos atamos a esto, vamos a pagar la factura.

Pero nos falta un punto de referencia, que nos permita dar una alternativa de conjunto. Entonces la construcción de nuestra agrupación sindical va vinculada a esta compresión. Para defender las asambleas y mandatos de base, y desarrollar nuestras reivindicaciones necesitamos independencia política del Estado, del Gobierno, y a la vez necesitamos darle una perspectiva política de los trabajadores, no subordinada al capital.

Nuestro gremio tuvo siempre mucho debate político y una presencia histórica de la izquierda, y ahora se integran cantidades de trabajadores sin una experiencia previa. Hay muchos debates: teletrabajo, convenios, jornada, fusiones, licencias, etc. Tenemos toda una tarea y una oportunidad en este sentido. Es un desafío enorme.

¿Cómo en la campaña financiera que están desarrollando?

Como agrupación sindical siempre promovimos el debate de que las organizaciones de los trabajadores deben ser financiadas por nosotros mismos, para que nuestros planteos progresen. Entonces tuvimos buenas campañas financieras, con bastante amplitud en lugares de trabajo donde tenemos simpatías, además del apoyo de familiares y amigos. Por supuesto, hoy, el confinamiento representa un obstáculo, pero tenemos un padrón de decenas de telefónicos, y ya varios aportes ingresados.

Cada uno es un debate político, porque incluso más allá de las reservas de cada uno, o la filiación política que tenga, o incluso aunque apuesten hoy a defender al Gobierno, hay una comprensión de que defender nuestra actividad y financiarla es una necesidad para los trabajadores.

Publicado en: https://politicaobrera.com/politicas/1940-campana-financiera-en-telefonicos-los-companeros-aportan-porque-nuestra-actividad-impulsa-la-lucha-del-gremio

AGRUPACIÓN CLASISTA
NARANJA TELECOMUNICACIONES
MAYORÍA

www.actnaranja.com.ar
Seguinos en Twitter : @actnaranja
Facebook https://www.facebook.com/actnaranja
whatsapp: +5491131815537 ó +5491169598110

Share Button

Impactos: 130

¿”TELETRABAJO” O “MECANISMO DE FLEXIBILIDAD LABORAL”?

Con la pandemia en curso las empresas encontraron una forma de instaurar la flexibilidad laboral.

Desde la Granate Blanca vemos con preocupación la implementación del teletrabajo para realizar las tareas que se venían desarrollando antes de la pandemia, ya que bajo la aparente mejora (tiempo de viaje, gastos, etc.) se esconde el traslado de todos los gastos operativos a las y los trabajadores, y un claro debilitamiento del tejido de solidaridad entre compañeros/as.

A su vez, al no contar con una presencia sindical que defienda y organice cada sector de trabajo, las y los telefónicos quedan expuestos e indefensos frente a la presión de las jefaturas.

Esta modalidad que hoy trae consecuencias físicas y psicológicas e introduce la patronal dentro de nuestros hogares (muchas veces sin respetar la jornada), golpea mayormente a las mujeres y disidencias, quienes además de teletrabajar, cargan con las tareas domésticas, escolares, de crianza y cuidado de niñxs y personas mayores, precarizando su situación de trabajo y salud. Esto vuelve a posicionarlas en el rol de cuidadoras bajo la modalidad de trabajo no remunerado, propio del sistema capitalista y patriarcal.

Si bien defendemos la obligatoriedad de proveer todas las herramientas y el pago de servicios, creemos que la regulación de esta modalidad no plantea la mejora en este momento de emergencia, sino que busca instalarla de manera definitiva: la ley de teletrabajo que obtuvo media sanción, entraría en vigencia después de 90 días finalizado el aislamiento, según su artículo 19ª, y no para que tengamos hoy las condiciones que corresponden. Del mismo modo, en el artículo 4º deja abierta la puerta para que las empresas impongan objetivos que hoy no están establecidos (es decir, mayor productividad)

Los dirigentes de FOETRA por la Azul y Blanca, no convocaron a ningún órgano de deliberación para conocer la opinión de las y los telefónicos.

Llevamos 114 días realizando el teletrabajo en condiciones precarias y flexibles, y la conducción de nuestro gremio lo deja pasar sin siquiera reclamarles a las empresas las condiciones de salubridad y económicas por los gastos de los servicios para poder trabajar.

Frente a la atomización de las y los trabajadores que expresa el teletrabajo y la inacción de la dirección del sindicato, proponemos  motorizar asambleas en los lugares de trabajo para mantener la unidad y enfrentar los abusos patronales que la modalidad permite.

Por esto, llamamos a impulsar asambleas virtuales en todos los edificios para debatir sobre estas condiciones y qué medidas tomar, como por ejemplo un apagón virtual, si no obtenemos respuestas.

LISTA GRANATE BLANCA
Agrupación Violeta – Agrupación Clasista Naranja Telefónica– Lista Roja – Agrupación Verde Negra – Telefónicos de Pie – Alternativa Telefónica – Naranja Telecomunicaciones Mayoría
11/07/2020

AGRUPACIÓN CLASISTA
NARANJA TELECOMUNICACIONES
MAYORÍA

www.actnaranja.com.ar
Seguinos en Twitter : @actnaranja
Facebook https://www.facebook.com/actnaranja
whatsapp: +5491131815537 ó +5491169598110

Share Button

Impactos: 212

PARITARIAS TELEFÓNICAS: NECESITAMOS UN AUMENTO DE EMERGENCIA

Las empresas telefónicas elevaron sus ganancias a costa de las altas tarifas, salarios que no llegan a la canasta básica y miles de tercerizados/as con convenios a la baja pertenecientes a otra actividad.

En este contexto de ajuste, donde existe un pacto social entre la CGT, la UIA, las empresas y el gobierno, se enmarca la política de la MUS: reforma laboral, rebaja salarial y congelamiento de las paritarias. Así mismo, en este acuerdo a nivel general, también se anula la movilidad jubilatoria y los aguinaldos se abonan en cuotas para que la crisis la paguen las y los trabajadores.

La directiva del sindicato, a su vez, mantiene “El secreto de los 5” que son, ni más ni menos, los cinco miembros del Comité Ejecutivo de FOETRA que manejan entre cuatro paredes el devenir de las y los trabajadores.

Estos dirigentes se atribuyen las decisiones que debieran ser de los Plenarios y Asambleas. Por eso, los acuerdos salariales no surgen de una discusión con la base y en los últimos años se restringieron a ser informados directamente a través de WhatsApp y redes sociales.

Es así como la reciente cláusula de revisión paritaria fue una de las más vergonzosas, llegando a firmarse un aumento (no retroactivo) del 4 %, sobre el salario de junio 2019.

La gran mayoría de las y los telefónicos no llega a cubrir los costos de vida, y quienes lo hacen es por trabajar horas extras y turnos diagramados, cuando un salario de FOETRA debería ser desde la categoría 1, igual a la canasta familiar, hoy establecida en 68.000 pesos.

Es necesario que discutamos y peleemos por un aumento de tenga como piso este monto. Pero hasta tanto lo logremos, debemos exigir un paliativo de emergencia mensual de $10.000 para recuperar nuestro salario, porque es lo que necesitamos para vivir.

Que se convoquen a Plenario de Delegados/as con mandato de asambleas virtuales, como se han hecho en algunos edificios para discutir en todos los sectores.

Queda claro que las y los telefónicos nos tenemos que preguntar qué sindicato necesitamos. Por eso, desde la Granate Blanca creemos que es importante impulsar la organización en cada zona para fortalecer nuestras demandas.

Ante la política de la Azul y Blanca, impulsemos la oposición en base a la lucha por nuestro salario y los métodos democráticos.

LISTA GRANATE BLANCA

Agrupación Violeta – Agrupación Clasista  Naranja Telefónica– Lista Roja – Agrupación Verde Negra – Telefónicos de Pie – Alternativa Telefónica – Naranja Telecomunicaciones Mayoría (11/07/2020)

AGRUPACIÓN CLASISTA
NARANJA TELECOMUNICACIONES
MAYORÍA

www.actnaranja.com.ar
Seguinos en Twitter : @actnaranja
Facebook https://www.facebook.com/actnaranja
whatsapp: +5491131815537 ó +5491169598110

Share Button

Impactos: 64

Licencias: el gobierno “feminista” recula ante las patronales

Escribe Valu Viglieca

Una fallida resolución sobre licencias por hijos e hijas a cargo durante la cuarentena, muy celebrada por las feministas de Página 12, quedó cajoneada después de que las patronales la vetaran. La resolución era una trampa que fingía ampliar derechos en el sector privado pero su único punto progresivo era que obligaba a pagar los salarios. Todo lo demás era un retroceso. Aun así, no pasó por la impugnación de las patronales.

La “resolución conjunta número 3” firmada por el ministro de Trabajo, Omar Moroni, y la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, era un retroceso si se la compara con las licencias de la Resolución 3/20 de marzo. Dice: “…la justificación de las inasistencias de los padres, madres o tutores a cargo de menores de edad que concurran a dichos establecimientos, mediante la debida certificación de tales circunstancias obrantes en sus legajos, encuadrando las inasistencias en razones de fuerza mayor…”.

Días después, se incluyó claramente al sector privado (decreto Nº 297/2020): “Los trabajadores y trabajadoras del sector privado tendrán derecho al goce íntegro de sus ingresos habituales” en los casos que estén incluidos en “grupos de riego, mayores de SESENTA (60) años de edad o embarazadas, a aquellas personas cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado de niños, niñas o adolescentes”.

La resolución vetada ayer por las patronales disminuía en 9 años ese derecho, ya que planteaba que quienes tengan hijos mayores de 6 años deberían cumplir con la totalidad de sus tareas, que podrían interrumpir en dos oportunidades para atender a sus hijos. ¿Acaso la “ministra de mujeres” piensa que un niño de 7 años se las arregla solo?

¿Qué pasó hasta ahora?

Las patronales, cuando otorgaban las licencias, reducían los salarios o no los pagaban. Esa fue la excusa para que Alcorta y Moroni sacaran una nueva resolución. Aunque limita las edades y los derechos, no fue satisfactoria para los patrones.

En los cien días de aislamiento obligatorio la Administración Pública Nacional aplicó las licencias de manera desigual. En algunos organismos se cumplieron y en otros aprovecharon aquello de: “la realización de tareas desde el lugar de aislamiento, cuando ello fuere posible” haciendo que el “ser posible” sea la regla y no la excepción. Las trabajadoras de Estado madres entregamos trabajos de madrugada o los fines de semana “en la medida de nuestras posibilidades”.

En la docencia no existió licencia alguna. Los docentes cargan con sus hijos y con los de todos los demás, preparan clases, corrigen, tratan de contener afectivamente y reparten alimentos de forma presencial cada 15 días.

Las trabajadoras esenciales de la salud pública no tienen derecho a licencia, aunque les cueste la vida: Esther Ledesma, enfermera del Hospital Gandulfo, pidió seis veces licencia por ser población de riesgo. Esther contagió a su mamá. Las dos murieron.

En el sector privado, las licencias se cumplen aún menos. Trabajadoras de la sanidad privada no tienen licencia, las de los call centers atienden los llamados de forma remota con las vocecitas cantarinas de fondo; las mercantiles no tienen ni reducción horaria- en el momento en que más facturan los comercios. Las tercerizadas de las empresas de limpieza recorren edificios públicos y privados sin la menor protección, siendo un vehículo de contagio y exponiendo su vida.

¿Perspectiva de género?

En los considerandos de la resolución muerta al nacer se decía que los menores de SEIS (6) años requieren de un cuidado directo que “dada la falta de corresponsabilidad en el cuidado, está afectando mayoritariamente a las mujeres y al Colectivo de Personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transgéneros, Intersex y Más (LGBTI+)”. Y agregaba que “la corresponsabilidad en las tareas de cuidado debe extenderse a todos los miembros del hogar, sea cual fuera su conformación, para evitar la feminización de estos trabajos y la sobrecarga de las mujeres”. Si un solo adulto está dispensado de sus tareas, ¿quién creen que será?

Lo que para Ely Alcorta alcanzaba para equilibrar las tareas domésticas era un acto de fe similar a que la ley Micaela convertirá a jueces y patrones en seres con empatía hacia las mujeres y su doble opresión. Justo a ellos, que se encargan de garantizarla para extraer la mayor plusvalía de nosotras y nuestras familias.

La “ministra de las mujeres” utiliza la “equidad” en beneficio de las patronales. Normar que un niño de 7 años tiene autonomía para organizar su día y su madre debe trabajar “hasta dos interrupciones por jornada” es reglamentar la doble opresión no en favor del padre sino del patrón. Contestar las obligaciones laborales, cocinar, atender las tareas escolares, contener emocionalmente, todo en simultáneo. Ya no es la jornada laboral seguida de la doméstica: están encimadas.

La ministra de las mujeres y el ministro de los trabajadores avanzaron en un proyecto que regala horas de trabajo al patrón y sienta un grave precedente. Que lo hayan frenado horas después de firmarlo, deja a las claras que empresarios y empresarias no están dispuestos a ceder ni un ápice a pesar de los subsidios a través de las ATP y los créditos a tasa cero.

No habrá normativa de Estado que frene el despotismo patronal ni siquiera mientras los chicos menores de 6 años están en casa. Habrá que arrancárselo con la organización y la fuerza de trabajadores y trabajadoras, el único lenguaje que entienden.

Publicado en: https://politicaobrera.com/mujer/1719-licencias-el-gobierno-feminista-recula-ante-las-patronales

AGRUPACIÓN CLASISTA
NARANJA TELECOMUNICACIONES
MAYORÍA

www.actnaranja.com.ar
Seguinos en Twitter : @actnaranja
Facebook https://www.facebook.com/actnaranja
whatsapp: +5491131815537 ó +5491169598110

Share Button

Impactos: 28

Un 4% insuficiente y sin mandato

Necesitamos un aumento de verdad

En sendos comunicados del 26 y 29 de Junio la Mesa de Unidad Sindical informa que concluyeron las negociaciones por la paritaria 2019-2020 “cumpliendo con el compromiso de no perder poder adquisitivo de nuestros salarios”. Mientras, la Canasta Familiar calculada por ATE INDEC sumaba para Mayo $68.204, que estimando Junio, sería superior a $69.000. Miremos nuestros recibos. Especialidades enteras, como las comerciales y móviles, están muy debajo y dependen de las horas extras y ventas.

El acuerdo consiste en un 4% de aumento, que representa $1700 para la categoría 4. Esto se suma a las 4 cuotas de 3% de Julio-Octubre, el 16% de Enero y los $4000 por decreto -que representa un 9% para la categoría 4-, totalizando 41%. A medida que se sube en la escala, el aumento porcentual disminuye. Para ese mismo periodo la inflación acumulada estimada es 41.75%. Volvimos a perder. Las sumas por única vez, que la directiva dibuja como 2%, son una trampa. Sino ¿Por qué no la integran al salario todos los meses? Por única vez, es pan para hoy y hambre para mañana.

Nos preguntamos ¿Cuál es el compromiso de Foetra y la Mesa de Unidad Sindical para recuperar el salario mínimo igual a la Canasta Familiar? Año tras año dicen resguardar el valor adquisitivo del salario, pero estamos cada vez más lejos de la Canasta Familiar. Esta realidad, hoy, se palpa mucho mas grave con los recortes de horas extras, donde el 4% deja el salario por debajo del de hace unos meses.

La Pandemia y el contexto complicado para los trabajadores no son una justificación, porque trabajamos durante la pandemia, sin que se afecte el servicio, y las empresas siguen ganando fortunas. La demolición del salario es la conclusión de años y sucesivos acuerdos salariales, mientras que las empresas aumentaban tarifas por encima de la inflación. Por otro lado, los miles de trabajadores tercerizados, durante años, son los primeros despedidos ¿No son parte de nuestro gremio, y el Sindicato, el responsable de todos los trabajadores de la actividad?

Para preservar el salario es necesaria la actualización mes a mes, no podemos pasar por largos cuartos intermedios y cobrar las sumas el último mes del acuerdo. La alternativa que brindan las empresas y la directiva de Foetra es trabajar cada vez más horas, pero no es una salida. Finalmente, nunca se convocó el Plenario de Delegados ¿Con quién es el compromiso?

Planteamos salario mínimo en las telecomunicaciones igual a la canasta familiar. Ajuste por Inflación. Tele-Plenario de delegados para discutir como lo conseguimos.

AGRUPACIÓN CLASISTA
NARANJA TELECOMUNICACIONES
MAYORÍA

www.actnaranja.com.ar
Seguinos en Twitter : @actnaranja
Facebook https://www.facebook.com/actnaranja
whatsapp: +5491131815537 ó +5491169598110

Share Button

Impactos: 100